-

Segundo revés para Donald Trump: la Justicia negó frenar el conteo en Michigan

05 de noviembre de 2020

Luego de que rechazaron su pedido de parar el recuento de las elecciones en Estados Unidos en Georgia, el Presidente recibió otro golpe judicial.

La Justicia de Michigan rechazó este jueves el pedido de la campaña del presidente Donald Trump para frenar el recuento de las elecciones en Estados Unidos en ese estado clave, lo que representa el segundo revés judicial luego del que se conoció horas antes por un reclamo similar en Georgia.

La jueza Cynthia Stephens negó el pedido de la campaña oficialista, que pedía poder fiscalizar todo el proceso de escrutinio, por considerar que toda la evidencia presentada eran solo "rumores", notificó el canal de noticias Fox.

En el caso de Georgia, un magistrado rechazó también este jueves un recurso que presentó la campaña de Donald Trump y del Partido Republicano local para desechar los votos en ausencia recibidos por correo recibidos y fiscalizar que todas las leyes se están cumpliendo en el escrutinio de las elecciones en Estados Unidos.

Al margen de esta decisión de la Justicia, la campaña de Donald Trump publicó un comunicado para dejar claro que continuará adelante con su estrategia de judicialización de los resultados: "Si cuentan los votos legales, ¡fácilmente gano la elección! Si cuentan los votos ilegales y tardíos, ¡nos pueden robar la elección!"

En Georgia solo faltan escrutar unas decenas de miles de votos de las elecciones de este martes y las diferencia a favor de Donald Trump es apenas mayor de 13.500 votos. De no lograr frenar o cuestionar el escrutinio en las cortes, la pequeña diferencia aún le permitiría a la campaña oficialista pedir un recuento.

Mientras tanto, el candidato demócrata Joe Biden estiró este jueves su ventaja sobre Donald Trump en casi 4 mil votos en el recuento de los votos en el estado de Nevada, según indicaron autoridades electorales, al anunciar una nueva tanda de sufragios escrutados. El conteo en este estado estará completo el 12 de noviembre.

Nevada es uno de los cuatro estados decisivos donde aún sigue el escrutinio y donde no fue proyectado un vencedor, y si Biden gana en cualquiera de ellos llegará a los votos electorales que necesita para ser proclamado presidente de Estados Unidos.

Temas