-

-

Denuncian que el gobierno de Mauricio Macri conocía la ubicación del ARA San Juan 20 días después de su desaparición

07 de noviembre de 2020

El contralmirante retirado López Mazzeo declaró en el juicio que conocían desde el 5 de diciembre de 2017 la segura ubicación del submarino hundido.

El contralmirante retirado Luis Enrique López Mazzeo es uno de los imputados en el juicio que se lleva adelante por el hundimiento del submarino ARA San Juan, ocurrido el 15 de noviembre de 2017 y causando la muerte de sus 44 tripulantes.

Recién un año más tarde, el 17 de noviembre de 2018, muy cerca del punto de desaparición y a 907 metros de profundidad, el buque de la Armada Argentina fue hallado por la empresa privada Ocean Infinity, contratada por el gobierno de Mauricio Macri para tal fin.

Sin embargo, el contralmirante López Mazzeo declaró ante la Cámara Federal de Apelaciones de Comodoro Rivadavia que el Ejecutivo de entonces sabía dónde se hallaba el submarino 20 días después de haber desaparecido.

“Cuando usted vea toda la documentación, se va a dar cuenta de que nosotros, cuando tuve que firmar el mensaje más doloroso en toda mi carrera que fue el cierre del caso SAR (por la búsqueda y rescate), teníamos detectada la posición del submarino y por eso habíamos coordinado con la Marina Británica el 5 de diciembre (de 2017) el pedido de un vehículo autónomo, porque sabíamos que podía estar únicamente en dos cañadones, que era lo que no podíamos verificar con todos los medios internacionales requeridos”, afirmó López Mazzeo ante los jueces, según revela Andrés Klipphan en Infobae.

La confesión de quien fuera en aquella época comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada es clave para la querella y el fiscal el fiscal ante la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia, Norberto Bellve, quien recientemente pidió declaración indagatoria al expresidente Macri, al exministro de Defensa Oscar Aguad y al titular de la Armada Marcelo Srur.