-

-

Ciudad: vuelven los controles de alcoholemia a conductores

11 de noviembre de 2020

Desde el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informaron que se llevarán a cabo los controles de alcoholemia con un protocolo adecuado para el coronavirus.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció este miércoles que en breve se volverán a realizar los controles de alcoholemia y consumo de estupefacientes a quienes conduzcan vehículos por las calles porteñas. La medida se aplicó en línea con la fase actual de distanciamiento social en la que se permite la libre circulación por el AMBA.

"Como ya podemos circular libremente, sin restricciones, consideramos que es el momento de que vuelvan para garantizar la seguridad de todos los que circulan, y que nadie tenga que sufrir consecuencias porque otra persona comete la imprudencia de manejar alcoholizado", explicó en un comunicado el jefe de Gabinete de la Ciudad, Felipe Miguel.

Para garantizar que los controles de alcoholemia no se conviertan en focos de contagio de coronavirus la Secretaría de Transporte y Obras Públicas y el Ministerio de Salud de la Ciudad desarrollaron un protocolo en el que agentes de Tránsito de Ciudad tendrán su equipo de protección personal (EPP) correspondiente y se cambiarán los guantes entre un test y otro.

Coronavirus - Ciudad - Cuarentena - Informe - Controles - Tránsito

El protocolo estableció que "los agentes de tránsito a cargo del operativo mantendrán la distancia social en todo momento, harán uso permanente de barbijo triple capa, guantes de examinación, máscara acrílica y dispondrán de alcohol en gel para desinfectarse las manos", informó Télam.

El mecanismo será parecido a como se hacía antes de la pandemia, con la verificación de la documentación del auto y quien lo conduce y un examen con equipo tipo alómetro para determinar si existió un consumo previo inmediato de alcohol.

Quienes den positivo en el examen alómetro tendrán que pasar por un test con alcoholímetro para determinar el dosaje de alcohol en sangre. La boquilla descartable quedarán en manos de quien la utilice y no podrá ser descartada en la vía pública.

"En caso que se obtenga un resultado por encima de los dosajes máximos permitidos, además del procedimiento habitual, se solicitará al presunto contraventor que aguarde dentro del vehículo, con el cubreboca colocado, evitando lo más posible la cercanía con el personal del operativo, y se dará aviso de cuándo debe abandonar el vehículo", explicaron desde el Gobierno porteño.

Temas