-

Murió de coronavirus el asesino en serie más temido del Reino Unido

13 de noviembre de 2020

A finales del siglo pasado fue bautizado por la prensa como "el destripador de Yorkshire": solía extraer órganos y mutilar a sus víctimas, todas ellas mujeres.

Peter Sutcliffe creía oír voces mientras trabajaba como enterrador en el cementerio del pueblo de Bingley, al norte de Londres. Él mismo definió lo que oía como “la voz de Dios”, que con el transcurrir de los meses lo llevaron a una actividad criminal.

Entre el 30 de octubre de 1975 al 17 de noviembre de 1980, el sujeto asesinó a 13 mujeres, pero con una saña tal que la prensa comenzó a llamarlo "el destripador de Yorkshire": sus crímenes incluían la extracción de órganos y mutilaciones abdominales y genitales a sus víctimas.

Tras convertirse en el asesino en serie más temido del Reino Unido, en 1981 fue condenado a cadena perpetua por asesinar a 13 mujeres e intentar matar a otras siete. Este viernes murió de coronavirus en un hospital, a los 74 años.

Según reportó el servicio penitenciario británico, Sutcliffe se había negado a recibir tratamiento por el COVID-19 y padecía una serie de problemas previos de salud subyacentes. A la policía inglesa le costó años atrapar a este siniestro individuo, pero al coronavirus apenas unos meses.

Temas