-

Evacúan a 127 animales nativos y exóticos de un predio denunciado por sus malas condiciones

14 de noviembre de 2020

El Ministerio de Ambiente de la Nación ordenó el traslado de los animales salvajes debido al mal estado en que se hallaban en un centro de recuperación ubicado en Paraná.

Un total de 127 animales silvestres, entre nativos y exóticos, fueron trasladados este sábado a su hábitat natural y a otros centros de recuperación, desde un establecimiento ubicado en la ciudad de Paraná, que cerró tras haber sido denunciado por las malas condiciones en que estaban las especies.

La Brigada de Control Ambiental (BCA) del Ministerio de Ambiente de la Nación fue la encargada del operativo de traslado de los animales que estaban en el Centro de Recuperación Animales Silvestres, lugar conocido como "La Granja", en la mencionada ciudad entrerriana.

Ese predio, que estaba desde 1997 y se había convertido en un tradicional paseo para que las personas tomen contacto con las especies, había sido denunciado por la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos de los Animales (Afada) debido a las malas condiciones en las que estaban los ejemplares.

Así fue el traslado de los animales de la granja de Avelino Fontana

El Ministerio detalló que los animales "serán reubicados en centros que brinden mejores condiciones de bienestar animal. Luego de una cuarentena, las especies autóctonas que se encuentren en óptimas condiciones sanitarias serán liberadas en su zona de distribución natural".

El traslado se llevó a cabo junto a autoridades del municipio y de la provincia de Entre Ríos y la Brigada de Abigeato de la policía de Entre Ríos.

La lista de animales incluye ejemplares de distintas especies de tortuga de tierra y de agua; psitácidos, entre los que se encuentran loros barranquero, chaqueño, hablador, catita común, rabadilla roja, cocotilla, guacamayo rojo, amarillo y azul.

También fueron evacuados lechuzas de campanario, de las vizcacheras y lechuzón orejudo; aguiluchos colorado y langostero; carancho; ñandú; calandrias; cardenal de copete rojo; charata; martinetas; teros; jacana; flamenco; patos siriri y maicero.

Completan la lista ejemplares de corzuela parda, yacaré, gato montés, carpincho, hurón, armadillo, coipo, jabalí, jote, urraca, taguató, ñacurutú, gavilán, coatí, águila mora y mono carayá.

La cartera ambiental informó que "en los casos de animales de especies autóctonas que se encuentren en óptimas condiciones sanitarias, serán liberados en su zona de distribución natural, luego de una cuarentena".

En tanto otros ejemplares serán relocalizados en centros de rescate que ofrezcan mejores condiciones para el bienestar animal, tales como la Fundación Temaikèn y The Conservation Land Trust (CLT), entre otras.