-

-

El Gobierno reclamó por los derechos de un fotoperiodista argentino detenido en Bolivia

21 de noviembre de 2020

Facundo Morales Schonfeld fue apresado durante el régimen de facto de Jeanine Áñez y permanece encerrado desde hace casi un año en el país vecino.

El Gobierno instó este viernes a los "distintos poderes e instituciones" de Bolivia a "impulsar con la mayor velocidad posible las instancias administrativas y judiciales pertinentes" para que "sean respetados los derechos" del fotoperiodista argentino Facundo Morales Schonfeld, encarcelado, en 2019, en ese país por el régimen de facto a cargo de Jeanine Áñez.

"La vuelta a la democracia alienta la esperanza de que el Estado Plurinacional de Bolivia, a través de sus distintos poderes e instituciones, pueda impulsar con la mayor velocidad posible las instancias administrativas y judiciales pertinentes para que los derechos de Morales sean respetados y su caso, injustamente demorado, reciba el pronto tratamiento que garantice su integridad física y jurídica", señaló la Cancillería argentina en un comunicado.

El fotoperiodista está bajo prisión preventiva desde noviembre de 2019, mientras era tratado por una herida de bala y problemas renales en un hospital de ese país. "Fue arrestado y enviado a la cárcel ya en malas condiciones y a su delicada situación actual se le suman esas complicaciones previas, que dieron lugar a reiteradas gestiones para asegurar un tratamiento médico adecuado", aseguraron.

El comunicado indicó que "desde el primer momento, por instrucciones del canciller Felipe Solá, la Cancillería, a través de sus autoridades, de la embajada en La Paz y del consulado en Santa Cruz, y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, mantuvieron contacto permanente con sus familiares e hicieron innumerables reclamos y gestiones por Molares".

Además, afirma que "sometido a un proceso judicial irregular y con acusaciones que el Ministerio Público Fiscal (de Bolivia) nunca acompañó de cargos concretos en su contra, durante su prolongada detención Molares fue transferido de penal y debió soportar que cuatro audiencias para el tratamiento de su caso fueron postergadas y dilataran aún más la situación".

La Cancillería precisó además que "el 19 de noviembre, el Gobierno argentino tomó conocimiento de que el ciudadano argentino Facundo Molares debió ser internado por su situación médica en una dependencia sanitaria de La Paz".

Asimismo, señaló que "el Gobierno argentino lamenta la falta de compromiso del gobierno de facto de la señora Añez, que no hizo lugar a las gestiones para que fueran respetados los derechos del ciudadano Molares".

En tanto, los principales organismos de derechos humanos de la Argentina reclamaron la liberación del fotoperiodista. En una carta firmada por las Abuelas de Plaza de Mayo, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, la Liga Argentina por los Derechos Humanos y el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), se llama a "una acción urgente a las autoridades argentinas y bolivianas por Facundo Morales Schonfeld, ante su delicada situación de salud".

"Facundo Molares Schonfeld es periodista, fue detenido y luego encarcelado en Bolivia por disposición de las autoridades del entonces gobierno de facto de ese país", se indica en el texto dado a conocer en las últimas horas.

Señalan que "Molares Schonfeld había viajado en octubre de 2019 para cubrir las elecciones generales para la revista digital "Centenario" de Argentina. Al día de hoy, lleva 11 meses detenido ilegalmente en un proceso plagado de irregularidades".

También advierten sobre su estado físico al indicar que "el estado de salud de Facundo se agrava cada vez más: hoy se detectó líquido en los pulmones, por lo cual fue trasladado con urgencia a una unidad sanitaria, donde se le practicó un hisopado que dio positivo de Covid 19".

El texto que también firman la agrupación H.I.J.O.S. Capital, el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos y la Fundación Memoria Histórica y Social Argentina.

Temas