03 de diciembre de 2020

Un hombre de 63 años sufrió una grave accidente mientras trabajaba y su familia quiere intercambiar trabajo por insumos medicos, y para poder costear el tratamiento de rehabilitación.

Un hombre de 63 años se cayó de una escalera mientras colocaba un equipo de aire acondicionado en un instituto de la localidad de Castelli, y terminó con un pedazo de escalera clavado en el muslo por lo que debió ser rescatado por los bomberos e intervenido de urgencia. Su familia está sin trabajo y cambia trabajo por insumos médicos.

María Nuñez, es la hija del hombre accidentado, y posteo en sus redes sociales la historia de su padre y decidió intercambiar insumos médicos por trabajo.

“Roberto es mi papá y el 19 de noviembre pasado cayó de una escalera en Castelli casi Güemes, luego de instalar un aire acondicionado. Parte de la escalera se le incrustó en el muslo superior izquierdo y le hizo una herida gravísima en el nervio ciático y por ahí no pueda trabajar más. Me da un poco de vergüenza pedir ayuda, pero la situación parece de película: cuando corrimos hacia el hospital, a mi marido le agarró una trombosis en las dos piernas y está internado, que se suma a que yo desde hace un tiempo estaba desempleada. Pedimos ayuda pero no queremos nada gratis, sino que lo cambiamos con trabajo”, expresó la joven de 29 años en diálogo con el portal local 0223.

Luego de un posteo que realizó en sus redes sociales, la familia Núñez, y gracias a la solidaridad de distintas personas, recibió gasas estériles, solución fisiológica, cinta hipoalergénica y algunos medicamentos para sobrellevar la situación clínica de su padre que no cuenta con ninguna cobertura médica, pero además necesitan dinero para costear el tratamiento y vivir. Es por esto que está vendiendo budines para poder seguir adelante.

“El que pueda darnos trabajo, de lo que sea, estaremos muy agradecidos, porque no queremos nada gratis. Yo soy auxiliar de enfermería y con la pandemia me quedé sin trabajo. Y desde hace un tiempo cocino budines, los vendo a $100 y los entrego los fines de semana. Por ahora tengo que mantener dos casas y solventar el cuidado de mis dos hijos. Con cualquier ayuda, mi familia estará más que agradecida”, expresó la mujer en Instagram.

Temas