13 de diciembre de 2020

La low cost actualmente cuenta con un solo avión, y comenzó a operar desde Ezeiza luego de nueve meses de inactividad por la pandemia.

La empresa FlyBondi volvió a volar luego de nueve meses de inactividad, y mudaron las operaciones al aeropuerto de Ezeiza luego de muchas negociaciones entre las autoridades aeronáuticas, el Ministerio de Transporte y la propia concesionaria Aeropuertos Argentina 2000 que habían adelantado la decisión de cerrar El Palomar.

La aerolínea low cost, creada durante la administración de Mauricio Macri, volvió a volar y en su retornó realizará vuelos que unirán Buenos Aires con Puerto Iguazú, San Carlos de Bariloche y Tucumán, desde y hacia el Aeropuerto de Ezeiza, cumpliendo con los protocolos ordenados por la Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) y la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) en el contexto de emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19.

Por su parte, la empresa JetSmart, que rápidamente aceptó mudarse al aeropuerto Ministro Pistarini, retomó sus operaciones en noviembre con vuelos desde Ezeiza hacia Córdoba, Mendoza, Salta, Tucumán, Bariloche, Neuquén y Santiago de Chile y sumó cinco nuevas rutas.

Embed

En tanto, los vecinos nucleados en la agrupación Stop FlyBondi, quienes mantuvieron un litigio judicial desde el inicio de las actividades denunciando el impacto ambiental y la contaminación sonora que provocaba el uso comercial de la base militar, celebraron la medida: "Apoyamos la decisión del Gobierno nacional de que las low cost Flybondi y JetSmart sigan operando desde los verdaderos aeropuertos comerciales del AMBA, Ezeiza y Aeroparque. Hoy más que nunca ratificamos nuestra lucha contra el aeropuerto trucho e ilegal El Palomar".

Temas