La nafta acumula su quinto aumento y 15,9% de alza en 11 meses, la mitad de la inflación

16 de diciembre de 2020

Si bien los incrementos son constantes desde agosto a la fecha, por el congelamiento de precios que rigió durante buena parte de la cuarentena, los combustibles subieron menos que otros productos.

La petrolera YPF decidió subir los precios de sus combustibles por quinta vez en el año y por encima de lo previsto, 4,5% promedio en todo el país, ya que a la entrada en vigencia de dos impuestos le sumó una mejora en sus márgenes de comercialización.

De todas formas, el incremento representan un acumulado del 15,9% en 11 meses, cuando la inflación en el mismo período fue de 30.9%, según informó este martes el Indec.

Los combustibles subieron menos que el costo de vida general por el congelamiento de precios que rigió durante buena parte de la cuarentena y también en el inicio del mandato de Alberto Fernández, lo que obligó a las petroleras a mantener los valores en los surtidores sin cambios en los peores meses del confinamiento y cuando el consumo había caído bruscamente.

En diciembre pasado, la nafta súper costaba el litro $53,34, y ese valor rigió hasta fines de febrero. En marzo subió unos centavos a $53,47 y recién en agosto se modificó a $56,68. Desde entonces, todos los meses se aplicaron ajustes, hasta el último que se instrumenta hoy, y pasa a valer la súper 61,84 en surtidores de la Ciudad, según las estadísticas de Cecha.

Según informó la petrolera de bandera, perdió más de $35.000 millones en el tercer trimestre del año (hasta septiembre), lo que representa una menor caída del rojo de $85.000 millones en el balance anterior.

Con el nuevo cuadro tarifario informado anoche, en la Ciudad de Buenos Aires y parte del conurbano, la suba llegará al 5,5%, porque la compañía informó que busca "acortar las brechas entre el AMBA y el resto de las provincias".

Se espera que Shell, Axion y Puma apliquen subas similares en las próximas horas.

"A partir de las cero horas del miércoles 16, YPF traslada el aumento en el impuesto sobre los combustibles líquidos y al CO2.

La suba será del 4,5% promedio país e incluye el impacto del incremento impositivo", informó la principal petrolera del país controlada por el Estado.

El litro de nafta súper subió de $63,60 a $67,10; la premium (Infinia) de $73,40 a $77,40; y el gasoil de $59,40 a $62,70.

Se trata del quinto incremento de precios de la petrolera en lo que va del año, aplicados desde agosto.

En julio, la nafta súper estaba a $53,47, mientras que ahora llegará a $67,10, lo que representa un ajuste del 21% en el año.

Parte del incremento se debe a la suba del 5,4% en los impuestos en los combustibles.

En enero se aguarda otro incremento, ya que desde el 15 de ese mes los gravámenes crecerán otro 7,7%.

La suba fue mayor a la esperada, ya que al incremento impositivo YPF le sumó su propia recomposición de márgenes de utilidad.

Por impuestos correspondía 1,5% (combustibles líquidos) y 1,8% (dióxido de carbono) en diciembre -en total 3,3%-, pero terminó siendo 4,5% promedio país, y 5,5% en el AMBA.

Así, la petrolera bajo control estatal corrige los precios para asumir los nuevos impuestos, pero también para mejorar sus ganancias.

YPF había aplicado otro aumento -que llegó al 2,9% en la Ciudad de Buenos Aires- el 23 de noviembre último.