-

-

España no descarta nuevas restricciones por "preocupante" avance del coronavirus

16 de diciembre de 2020

"Solo de nosotros depende no abrir la puerta a la tercera ola de navidad", aseguró el presidente español Pedro Sánchez.

El presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, calificó de "preocupante" el aumento del número de contagios de coronavirus registrado en el país en los últimos días y advirtió que puede decretarse un aumento de las restricciones para Navidad.

"En esos últimos días, estamos viendo un preocupante aumento del numero de contagios", dijo Sánchez ante el Congreso de los Diputados.

España fue uno de los primeros países europeos en sufrir la segunda ola de la pandemia y en imponer estrictas medidas. Aún así registró en la última jornada un total de 11.078 nuevos casos y 195 muertes, según los datos del Ministerio de Sanidad.

El balance diario de las autoridades eleva a 1.773.290 el total de afectados y 48.596 decesos. Con las nuevas cifras, España vuelve a superar la barrera de los 200 casos por 100.000 habitantes con una incidencia acumulada de 201 contagios entre la población.

Se trata del cuarto día consecutivo en que los datos de Sanidad reflejan un crecimiento de la incidencia, una racha negativa que llega después de casi un mes de descensos.

"El virus no está derrotado y no podemos caer en un optimismo por las ganas que tenemos de que pase esta maldita pandemia", manifestó en rueda de prensa la ministra española de Política Territorial, Carolina Darias.

La funcionaria compareció junto a su par de Sanidad, Salvador Illa, tras la reunión semanal con las autoridades de salud de las 17 comunidades autónomas.

Sánchez insistió en que bajar la guardia durante las festividades de fin de año podría suponer "tirar por la borda" los esfuerzos de las últimas semanas para contener los contagios y llamó a la población a evitar relajarse, reseñó la agencia de noticias Sputnik.

"Si hay que endurecer el plan de Navidad, no tengan dudas de que el gobierno propondrá a los gobiernos autonómicos endurecer el plan de Navidad, porque no podemos relajarnos, no podemos bajar la guardia", dijo Sánchez ante los diputados.

El ejecutivo central ya estipuló, en coordinación con las autoridades regionales, que no podrá haber reuniones familiares de más de diez personas en Navidad y también restringió los viajes entre diferentes provincias.

"Solo de nosotros depende no abrir la puerta a la tercera ola de navidad", pidió Sánchez, citado por la agencia de noticias AFP.

"Hemos luchado mucho todo el año; no tiremos todo por la borda. Saldremos adelante, pero depende de nosotros el que no haya una tercera ola en el país", insistió.

El presidente del Gobierno reiteró que España está lista para dar comienzo a la campaña de vacunación una vez reciba las dosis de la Unión Europea (UE), cuyo organismo regulador debe aún dar su visto bueno a la primera vacuna la próxima semana.

Temas