-

Tremendas palabras de Alfredo Cahe sobre el final de la vida de Diego Maradona

17 de diciembre de 2020

Quien fuera su médico de cabecera histórico sorprendió con un análisis sobre la muerte de Maradona.

A tres semanas de la muerte de Diego Maradona, aún rondan varios interrogantes alrededor de las causas que llevaron al astro de 60 años a perder la vida en su domicilio del barrio privado San Andrés, en Tigre. Y mientras las investigaciones por parte de la fiscalía siguen con su proceso, el doctor Alfredo Cahe sorprendió con una cruda definición respecto del fallecimiento del futbolista.

En una entrevista con Canal 9, quien fuera el médico de cabecera de Pelusa durante casi la mitad de su vida reconoció que no pudo verlo debido a que su entorno le cerró las puertas. Sin embargo, no apuntó contra un culpable, sino que hizo su análisis sobre lo ocurrido: “Cuando lo vi a Diego vivo en la Clínica Olivos, prácticamente dopado y dormido, no pude hablar con la psiquiatra ni con el psicólogo. Se me cerraron las puertas. La única vez que lo vi a Diego, lo vi dormido profundamente. Y el segundo día que lo iba a ir a ver, ya se había producido el suicidio. Digo suicidio porque para mí fue un suicidio lógico. Diego estaba cansado... para mí, todos estos acontecimientos de Diego fueron como consecuencia de un suicidio. Me acuerdo que una de las mujeres me dijo ‘no quiere vivir más, está cansado de la vida. Ya hizo todo’, y cuando salió de la habitación se me comunicó que Diego estaba muerto”.

Además, Cahe deslizó que él había sugerido una posible internación en Cuba, pero su propuesta no fue atendida por el círculo íntimo del campeón del mundo en 1986: “No pude convencer a Luque de llevar a Diego a Cuba. Me cerró las puertas de la... Bueno, en realidad no era una clínica ni nada, era un lugar donde Diego estaba prácticamente tirado. Lo importante de todo eso es que, en la poca conversación que teníamos, yo le sugerí a Luque que era importante e imprescindible llevarlo a un lugar adecuado previo, acá en la Capital, y después sí dar el segundo paso y llevarlo a Cuba, donde teníamos todo a favor”.