-

-

Coronavirus: Dinamarca desenterrará a los visones sacrificados para incinerarlos

21 de diciembre de 2020

Más de 15 millones de ejemplares habían sido asesinados ante la aparición de una nueva mutación del coronavirus.

Si bien la mayoría de los ejemplares habían sido incinerados, otra cantidad fueron colocados en fosas comunes en instalaciones militares ubicadas al oeste del país. Sin embargo, se constató que los animales habían sido enterrados a menos de 300 metros de distancia de un lago, lo que provocó las quejas de la mayoría en el Parlamento danés.

visones dinamarca.jpg

Autoridades medioambientales estimaron que no hay peligro de contaminación del agua pero, ante el malestar general, el Gobierno de Dinamarca acordó desenterrar a los visones e incinerarlos.

Estiman que el proceso se llevará a cabo entre finales de mayo y mediados de julio, con un costo de unos 11 millones de euros.

Si bien la mutación ya se consideró extinta, el Gobierno danés impulsó una ley que prohíbe la crianza de visones hasta finales de 2021.

vison dinamarca coronavirus
Coronavirus en animales: Dinamarca es el mayor exportador mundial de pieles de visón

Coronavirus en animales: Dinamarca es el mayor exportador mundial de pieles de visón

Semanas atrás, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, se disculpó personalmente luego de que el Gobierno debiera sacrificar a millones de visones de criaderos.

"No tengo el menor problema en disculparme por el curso que tomaron los acontecimientos, puesto que se cometieron errores", declaró la jefa de Estado a la cadena TV2. "Es a causa del coronavirus y espero que pueda haber una pequeña luz al final del túnel para los criadores de visones daneses en estos momentos", añadió, citada por la agencia de noticias AFP.

Frederiksen incluso visitó una granja de cría de visones en la ciudad de Kolding, donde todos los animales habían sido sacrificados pese a estar sanos.

Después de la matanza, quedó demostrado que el Gobierno no tenía legalmente derecho a hacerlo.

Visiones - Dinamarca

El 4 de noviembre pasado, Dinamarca impuso restricciones en varias ciudades y ordenó el sacrificio de todos los visones -entre 15 y 17 millones de ejemplares- tras descubrirse una mutación del coronavirus en estos animales, transmisible a los humanos.

Una semana más tarde, el ministro de Agricultura de Dinamarca, Mogens Jensen, admitió que la orden del Gobierno de sacrificar a todos los animales no había tenido una base legal y el 18 presentó su renuncia al reconocer "errores" en su gestión.

Tras la dimisión de Jensen, el ministerio de Salud, Magnus Heunicke, concluyó en que la potencial amenaza para las vacunas humanas estaba "muy probablemente extinguida", al no registrarse más casos de animales o humanos infectados por esta versión del virus (denominada Cluster 5).

Temas