-

El Gobierno evalúa restringir sólo los vuelos de los países afectados por la nueva cepa de coronavirus

Por: Rosalía Costantino
22 de diciembre de 2020

En ese eje están: Italia, Países Bajos, Dinamarca y Australia. Por ahora, no habrá cierre de fronteras con la región, pero hay un monitoreo constante.

Tal como ocurrió con los vuelos del Reino Unido, que fueron suspendidos de forma preventiva y por tiempo indefinido, el Gobierno estudia adoptar el cierre de fronteras para todos los países que se vean complicados con la nueva cepa N5017 de coronavirus, 70 veces más contagiosa que la que circula a nivel global.

En tanto, el turismo regional, el único habilitado aún para ingresar a la Argentina, aún no será cancelado por el momento, así como tampoco los extranjeros de otras naciones que tengan relación directa con un argentino residente.

Voceros del Ministerio de Interior, que conduce Eduardo "Wado" de Pedro, confirmaron a minutouno.com que no está pensado un cierre de fronteras general y, por ahora, tampoco de los países vecinos.

Sí en cambio está en análisis suspender transitoriamente los vuelos de Italia, Países Bajos, Dinamarca y Australia, cuatro países al día de hoy afectados por la nueva cepa de Covid-19.

De todas formas, la restricciones no serían sólo para esas naciones sino "para todos los países que se vean afectados por la nueva cepa", remarcaron los voceros a este portal.

Por otro lado, luego de los rumores sobre un posible cierre de fronteras con Brasil, desde la cartera que conduce "Wado" de Pedro aseguraron que no se aplicará al momento esa medida ni estuvo en análisis ayer, pero remarcaron que "se monitorea diariamente la situación con los países limítrofes, pero aún sigue vigente el permiso de ingreso de turistas regionales".

Según supo minutouno.com, las decisiones son adoptadas de forma conjunta entre la Casa Rosada y los ministerios de Salud- que evalúa la situación sanitaria con la nueva cepa de los países del mundo que lo están reportando-, de Turismo, de Transporte y del Interior.

En ese sentido, los ministros de Transporte, Salud e Interior se juntarán este miércoles para analizar las medidas de ingreso de vuelos provenientes de países que han declarado la existencia de nuevas cepas de la Covid-19 y es posible que mañana se "endurezcan" las condiciones para los pasajeros que lleguen a Ezeiza desde esas naciones,

"Mañana se podría realizar una reunión presencial para tomar decisiones por los próximos 15 días y así dar previsibilidad" a las personas que esperan para viajar, adelantó el ministro de Transporte, Mario Meoni, en diálogo con la prensa acreditada en Casa de Gobierno.

Por el lado de la cartera que conduce Matías Lammens, señalaron a este portal que dado el nuevo contexto global no está previsto habilitar el ingreso a la Argentina de turistas de otros países que no sean sólo la región. Hasta hace unas semanas, se evaluaba permitir el arribo de turistas lationamericanos, pero ahora todo quedó suspendido hasta nuevo aviso.

También se autorizó a inicios de diciembre el ingreso de extranjeros que sean parientes directos de ciudadanos argentinos. Estos extranjeros pueden entrar al país por razones de necesidad, con un PCR de hasta 72 horas previas al viaje a la Argentina, con resultado negativo, seguro Covid-19 y declaración jurada. Además, si se alojarán en la Ciudad de Buenos Aires, se les exige otro test de saliva o hisopado que se realiza en la misma terminal aérea.