-

-

Se suspendió un partido de la NBA por un brote de coronavirus en un equipo

23 de diciembre de 2020

El equipo Houston Rockets no pudo presentar la cantidad mínima de jugadores, debido a los casos de Covid-19 detectados en las últimas horas.

Un brote de coronavirus en Houston Rockets obligó a las autoridades de la NBA a posponer el encuentro que ese equipo iba a jugar de local este miércoles por la noche ante Oklahoma City Thunder.

Tres jugadores de los Rockets dieron positivo en los testeos previos, por lo que fueron descartados, mientras que otros cuatro basquetbolistas tuvieron que ser aislados de forma preventiva, siguiendo el protocolo correspondiente.

Sumado a los casos de coronavirus, James Harden, la estrella máxima del equipo, será suspendido “por violar los protocolos sanitarios y de seguridad”, al ser visto en la noche del martes en un club nocturno, sin el tapabocas y sin respetar la distancia social requerida.

De esta manera, Houston no contaba este miércoles con la cantidad mínima de jugadores requeridos para presentarse a un partido de la NBA, por lo que el encuentro fue pospuesto.

Todos los demás integrantes de la plantilla del conjunto texano fueron testeados y sus exámenes dieron “resultado negativo”, razón por la cual estarán disponibles para ser utilizados en los próximos partidos.