-

Pese a la cuarentena, hubo 3 choques por día en 2020

25 de diciembre de 2020

Se trata de los datos preliminares del Observatorio de Seguridad Vial de la Ciudad. Los detalles.

Según los datos preliminares del informe de siniestralidad vial del Observatorio de Seguridad Vial de la Ciudad (OSV) este año hubo unos tres choques por día, con un descenso leve en comparación con 2019, si se tiene en cuenta la cuarentena.

Si bien se trata de datos provisorios, que serán ampliados en el informe de abril de 2021, en 2020 hubo una baja del 8% de los siniestros viales en comparación con el año pasado. Además, desde marzo hasta ahora hubo tres choques diarios, uno menos que en igual período de 2019. Lo curioso es que esto ocurre cuando el tránsito bajó entre el 79% y el 98%, según el medio de transporte.

Además, la cantidad de hechos de inseguridad vial hasta creció por momentos: del 20 de marzo al 12 de julio subió un 34% en comparación con mismo período del año pasado.

“De marzo a julio, la circulación vehicular bajó cerca del 90%, pero también vimos muchos excesos de velocidad, sobre todo en autopistas", explicó a Karina Niebla para Clarín la titular operativa del Observatorio, Adriana Jakovcevic. "Eso aumenta la gravedad de los incidentes”, agregó.

Por su parte, el responsable del área de Seguridad Vial del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (CESVI), Gustavo Brambati, indicó que "el transporte público es más seguro, comparado con la cantidad de gente que mueve. Sus siniestros no tienen la incidencia de los del transporte particular”. Y concluyó: “Además, quienes viajan en bici o moto están entre los actores más vulnerables del tránsito. Muchos se pasaron a esos modos y ahora están más expuestos”.

A su vez, el presidente del Observatorio Vial Latinoamericano (OVILAM), Fabián Pons, reveló que "antes de la pandemia, el 12% de los vehículos que circulaban por la General Paz iban por la banquina, comportamiento que genera una gran siniestralidad vial. Al estar la traza vacía en cuarentena, nadie sintió la necesidad de ir por ahí”.

“Se colocaron radares cerca de la Riccheri y la Panamericana, lo cual también pudo haber generado una baja de la siniestralidad”, aportó al respecto Brambati. Y Pons evaluó que, con la arteria liberada, aumentó la cantidad de conductores que excedían los límites de velocidad, pero “se redujo el manejo temerario en zig zag, esquivando autos”.

Además, siempre se denuncian menos choques que los que ocurren. “En condiciones normales ha habido históricamente un subregistro de siniestros simples”, reconoció Pablo Rojas, titular del Observatorio Vial Nacional. “Este año pudo haber cambiado esa dinámica y haber habido menos subregistro de siniestros, porque la gente tenía más tiempo para hacer la denuncia o quería hacerla porque de otra manera no podía afrontar el arreglo, por una lógica económica actual más ajustada. También pudo haber influido una mayor actividad de las fuerzas de seguridad, que hicieron más controles”, agregó.

De marzo a diciembre hubo 44 hechos de inseguridad vial, la mitad que los registrados en el mismo período de 2019, un año que ya de por sí mostró una caída histórica en ese aspecto. Las cifras de 2020 apenas superan el tercio de las de 2018.

No sólo hubo menos víctimas: también hubo menos siniestros viales que hayan terminado en una o más muertes. El Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad registró una caída del 66%.

Temas