-

-

Diputados busca aprobar la nueva movilidad jubilatoria

28 de diciembre de 2020

El proyecto del Frente de Todos tiene media sanción del Senado y el apoyo de los bloques necesarios en la Cámara baja.

La Cámara de Diputados sesionará este martes para tratar el proyecto de movilidad jubilatoria, que el Frente de Todos, con el respaldo de bloques provinciales, aspira a convertir en ley para formalizar la aplicación de un ajuste trimestral de los haberes previsionales con una fórmula que combina un 50% de la recaudación de la Anses y otro 50% de la variación salarial.

La sesión en Diputados convocada para las 11 será presencial, con las excepciones de conexión remota para los legisladores que pertenecen a grupos de riesgo.

La nueva movilidad ya cuenta con media sanción del Senado. Antes de llegar a la Cámara baja, el proyecto consiguió las firmas de los diputados del Frente de Todos y el apoyo de los diputados del bloque Córdoba Federal, los misioneros y el titular del Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, José Luis Ramón, con lo cual se garantizó la aprobación en la sesión que se desarrollará este martes.

En tanto, Juntos por el Cambio, Consenso Federal y el Frente de Izquierda objetaron que la nueva fórmula para calcular las jubilaciones no incluye a la inflación como variable de ajuste.

En declaraciones a Télam, el diputado del Frente de Todos Marcelo Casaretto, presidente de la comisión de Previsión Social, afirmó: "Creemos que en la salida de la pandemia la Argentina va a crecer, van a mejorar los salarios y va a mejorar la recaudación".

"Por lo tanto, va a haber un proceso de redistribución del ingreso y por eso queremos que los jubilados participen de ese proceso de distribución del ingreso y ese es el objetivo de esta ley", aseveró.

Desde la oposición,el diputado radical Alejandro Cacace, vicepresidente de la comisión de Previsión, consideró que "este es un ajuste para los jubilados que se hizo en 2020 con la suspensión de la ley de movilidad desde el que cobra la máxima al que cobra la mínima que les ocasionó pérdidas de entre 5 mil y 150 mil pesos donde varios tribunales ya les dieron la razón a los jubilados".

"La única razón que tiene el gobierno para hacerlo es ahorrar recursos en 2021 y lo que se busca es desenganchar de la inflación, en un año en el que se estima una inflación del 50 por ciento que significa que la caída de la jubilación no tenga piso", enfatizó Cacace en declaraciones a Télam.

El nuevo índice está basado en la fórmula de jubilaciones aplicada desde 2009 por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que luego el expresidente Mauricio Macri dejó sin efecto y estableció su propio esquema jubilatorio que, según los análisis, habría perjudicado los haberes del sector pasivo.

De esta forma, y de aprobarse la iniciativa, se volverá a aplicar la fórmula de jubilaciones de 2008 con la que, según el oficialismo, los jubilados ganaron un 26% por encima de la inflación.

Temas