-

La dura carta de un ex Puma tras el escándalo de los tuits racistas

30 de diciembre de 2020

Enrique"Topo" Rodríguez publicó un fuerte comunicado donde comparó a la UAR con la Inquisición Española por las sanciones a Matera, Petti y Socino.

El escándalo que se desató con Los Pumas por la repercusión que tuvieron los tuits racistas que publicaron Pablo Matera, Guido Petti y Santiago Gabriel Socino, sigue sumando capítulos. En esta oportunidad, Enrique "Topo" Rodríguez, ex jugador, publicó un contundente mensaje sobre lo ocurrido en ese momento.

En los últimos días, lo que llamó la atención fue la decisión de la Unión Argentina de Rugby al decidir que no iba a aplicar ningún tipo de sanción a los jugadores. Aunque informaron que completaron “un exhaustivo proceso de investigación, que demandó cuatro semanas” con el objetivo de tomar las mencionadas correspondientes al caso. Es por eso que la Comisión de Disciplina de la UAR concluyó que “atento al tiempo transcurrido entre la fecha de los hechos investigados y la actualidad, la acción se encuentra prescripta”. Por lo que no se establecieron sanciones deportivas sobre los jugadores mencionados.

Sin embargo, aseguraron que “el daño ocasionado debe ser remediado”. De esta manera, tanto el capitán Matera como Petti y Socino, para volver a ser convocados a la Selección Argentina en un futuro, deberán participar de un curso con el objetivo de “tomar conciencia de dónde surgen los prejuicios y de las consecuencias que estos tienen en las relaciones entre las personas” y grabar un video que se utilizará como recurso pedagógico, entre otras condiciones.

Ante esta situación y polémica decisión, el ex jugador de Los Pumas, Enrique Topo Rodríguez, se manifestó a través de una carta que publicó en su cuenta de Facebook en la que demuestra su malestar con la dirigencia actual, a la que le exigió su renuncia inmediata. “Vuestro accionar es bochornoso y una vergüenza mundial. Pongo a vuestra disposición (les devuelvo) el Cap recibido por la UAR, por haber jugado en los Pumas (1978-1983). Este acto extremo, es mi REPUDIO TOTAL a vuestra dirigencia anárquica y tirana, que traiciona todos los principios y valores de un Rugby Democrático”, expresó.

En su descargo, el ex jugador comparó a la comisión directiva con la época de la Inquisición Española en 1478 y afirmó que “el rugby argentino retrocedió 542 años de solo un plumazo”. “Llegó la hora de que renuncien todos a sus puestos de privilegio antes de que todas las Provincias Argentinas (incluidas Buenos Aires) se levanten y los desplacen de sus cómodos sillones”, sentenció.