-

-

-

Desactivaron una fiesta clandestina con casi mil personas

04 de enero de 2021

Hicieron falta más de 10 patrulleros de la Policía bonaerense para dispersar al grupo que se reunió en la playa de estacionamiento de un hipermercado en Haedo.

Una fiesta con casi mil personas fue desactivada en la madrugada del domingo en la localidad de Haedo, partido de Morón, en el oeste del conurbano bonaerense. La cita era en el local de gastronomía ubicado en la playa de estacionamiento del hipermercado Makro, pero no se cuidó el distanciamiento social obligatorio por el coronavirus.

La fiesta fue desactivada en un operativo coordinado entre el área de Inspección General, Seguridad Ciudadana del Municipio de Morón y la Policía bonaerense. El local fue clausurado por quebrar las reglamentaciones de protección y distanciamiento social que fueron establecidas por el protocolo contra el Covid-19.

Desde la Municipalidad de Morón informaron que la intervención de los agentes de Inspección General se produjo como respuesta a la denuncia telefónica de un vecino que alertó sobre un evento con concentración de personas y música alta.

Al llegar al local los agentes confirmaron que había una fiesta abierta al público, que ya había un exceso de asistentes y donde las medidas sanitarias correspondientes no eran observadas.

Por eso los inspectores municipales solicitaron el apoyo de Seguridad Ciudadana para llevar adelante el desalojo del lugar: más de 10 móviles de la policía de Morón y la bonaerense participaron del operativo, en el que no hubo detenciones.

Luego de despachar al público se labró el acta de infracción y clausura preventiva del local gastronómico, y se dio intervención al Juzgado de Falta Municipal de turno.

Temas