05 de enero de 2021

Se trata de un pedido a los ambulancieros de Los Ángeles ante el crecimiento de los contagios de Covid-19 y la saturación de los hospitales.

Las autoridades del área de salud de California les pidieron a los operadores de las ambulancias del condado de Los Ángeles que no lleven a los hospitales a pacientes con muy bajas probabilidades de sobrevivir. La directiva tiene lugar en medio del avance de la pandemia de coronavirus, en una región que podría llegar a los mil muertos por día y con los centros médicos casi colapsados.

En el mismo sentido, al personal de los sectores de emergencia se le solicitó que racionen el oxígeno. Se trata de una serie de pedidos similares a los que Nueva York hizo durante abril, en un momento muy complicado de la pandemia de coronavirus, cuando se sugirió no hospitalizar a pacientes a los que no se lograba tratar en el lugar, por ejemplo por infartos o ictus.

California vive momentos muy complicados por los nuevos brotes de coronavirus Covid-19, que incluyen complicaciones en la distribución y logística para empezar con la vacunación.

El estado intenta realizar la campaña de inmunización masiva "con la urgencia que el momento requiere y la urgencia que reclama la gente'', pero de momento solo el 1% de los 40 millones de habitantes del estado recibieron la vacuna contra el coronavirus, dijo el gobernador demócrata Gavin Newsom.

Las 454 mil dosis de la vacuna contra el coronavirus aplicadas en California representan apenas un tercio de las casi 1,3 millones recibidas hasta el momento, según el Departamento de Salud Pública.

En todo Estados Unidos, la vacunación contra el coronavirus avanza con más lentitud que lo estipulado por obstáculos logísticos y distintos enfoques de los estados y distritos. De acuerdo con Centros de Control y Prevención de Enfermedades del país, este lunes se aplicaron casi 4,6 millones de inyecciones.

Este lunes, las cifras de California desde el inicio de la pandemia de coronavirus superaron las 26.500 víctimas fatales y casi 2,4 millones de positivos. Los hospitales están sobrepasados por más de 22 mil infectados de covid-19, 4.700 de ellos en unidades de cuidados intensivos, de acuerdo con el Departamento de Salud Pública.

Aunque reconoció que el estado debe mejorar el proceso, Newsom trató de descargar parte de la responsabilidad al observar que "las vacunas no llegan por arte de magia a las instalaciones estatales''.

Temas