-

-

Comenzaron los estudios toxicológicos al esposo de Carolina Píparo

08 de enero de 2021

La defensa de las víctimas denunció que las pruebas toxicológicas le fueron extraídas recién 17 horas después de atropellar intencionalmente a dos jóvenes en moto. Identificaron a seis sospechosos del robo.

La pericia toxicológica que determinará si el marido de la legisladora macrista Carolina Píparo consumió alcohol o drogas la madrugada de Año Nuevo, cuando atropelló con su auto a dos jóvenes al creer que eran ladrones que acababan de robarle a su mujer, comenzó este viernes en La Plata, al tiempo que se realizaron allanamientos en busca de seis sospechosos del robo, aunque sólo fue identificado uno, que tiene 14 años y es por lo tanto inimputable.

Los resultados de dichos análisis estarán listos la semana que viene y serán entregados a la fiscalía 17 de La Plata a cargo de la causa, María Eugenia Di Lorenzo.

Con estos exámenes se busca determinar si hay rastros de alcohol y también se hará una espectrofotometría gaseosa para determinar la existencia de químicos como drogas o psicoactivos.

La extracción de sangre a Juan Ignacio Buzali se realizó el 1° a las 19, casi 16 horas después de embestir a los dos motociclistas en La Plata.

piparo atropellado

En ese sentido, Martín De Vargas, abogado de uno de los jóvenes heridos, consideró que "desde el momento del hecho, a las 3 de la mañana, hasta la extracción, a las 19 horas, Buzali puede haber tomado litros de agua, haber corrido para eliminar alcohol mediante transpiración o puede haber ingerido un laxante".

"Las drogas permanecen más tiempo en el organismo que el alcohol. El proceso de eliminación de cocaína, algún ácido o psicofármaco es mas lento que el del alcohol, que es el más fácil de eliminar", añadió.

En tanto, durante esta jornada se realizaron siete allanamientos simultáneos para dar con seis sospechosos del robo cometido contra Píparo en La Plata, aunque sólo se pudo localizar a uno de ellos, ya que los cinco restantes no estaban en sus domicilios.

Los procedimientos estuvieron a cargo de efectivos de la DDI de La Plata y en ellos se identificó a un adolescente de 14 años, que por tratarse de un menor de edad inimputable no puede quedar detenido ni sujeto a una causa penal sino que debe ser restituido a sus padres.

Video Piparo 2.mp4

En el procedimiento realizado en su vivienda, los efectivos de la DDI le incautaron una moto Honda Twister robada la noche del 31 de diciembre, prendas de vestir y dos cargadores de arma, por lo que la policía cree que el joven forma parte de una banda que se dedica a cometer robos.

En tanto las autoridades buscan a otros cinco sospechosos, mayores y menores, ya identificados, que no fueron encontrados en sus casas de Berisso y La Plata.

Esos procedimientos se realizaron en el marco de la causa en la que se investiga puntualmente el robo de 6.000 pesos y el celular de Píparo, cometido por "motochorros" durante la madrugada de Año Nuevo cuando, junto a su marido, se disponía a llevar a su suegro a su casa tras los festejos de Fin de Año.

Pero, en paralelo, la fiscal Di Lorenzo abrió otra causa por la secuencia posterior a ese hecho, que es cuando Buzali, a bordo de un Fiat 500L y junto a Píparo, embistió a dos motociclistas a los que creyó delincuentes y les produjo lesiones.

Video Piparo 1.mp4

Esos jóvenes, uno de 17 años y otro de 23, identificado como Luis Levalle, resultaron ajenos al hecho de robo y se convirtieron en particulares damnificados en ese expediente.

Pero aún resta que Di Lorenzo califique esa causa y, en base a ello, resuelva si le imputa o no a Buzali algún delito, lo que se estima que ocurrirá en las próximas horas.

Píparo denunció haber sido asaltada por "motochorros" la madrugada del 1 de enero último en la calle 47, entre 15 y 16, en momentos en que iba con su esposo a llevar a su suegro a su casa.

Según la legisladora de Juntos por el Cambio, tras ello y cuando se dirigía con su esposo a realizar la denuncia a bordo de su Fiat 500L, volvieron a ser interceptados por los que creyeron que eran los mismos "motochorros" que los habían asaltado, por lo cual embistieron a una de las motos en las calles 31 y 28 y luego escaparon del lugar.

La pareja se alejó en el auto sin asistir a los dos jóvenes que tripulaban la moto y que quedaron heridos.

Al respecto, De Vargas reiteró que los videos incorporados a la causa tomados en la cuadra del choque demuestran que "hubo una intención dolosa y manifiesta de embestir y cazar" a los motociclistas.

"Ella declaró haber sido perseguida y encerrada por las motos. En los videos, se ve que pasa un grupo de dos motos que no estaban con el grupo de mi cliente, y luego el grupo de siete motos que eran los chicos. Luego, se ve el auto que va a altísima velocidad detrás de los chicos y acelera a fondo para impactarlos", contó.

Estimó que si Buzali y Píparo "estaban en peligro, podrían haber frenado y esperado que (los presuntos ladrones) se alejen, podrían haber dado marcha atrás, haberse metido en una entrada de garaje, haber girado y salir en contramano hacia el otro lado, pero no, tuvieron la intención de embestirlos".

"El video da por tierra todo lo que declaró Carolina. Ella relata una posición victimizante, de miedo, de terror y angustia, pero nosotros consideramos que es solamente una estrategia de defensa. En la psiquis de Buzali y de Píparo existía la intención de salir a cazarlos tras un seguimiento a tres motos", añadió.

Temas