-

La fórmula del crecimiento

11 de enero de 2021

El Decreto 01/2021 promulgado el Domingo 3 de enero de 2021 fue un nuevo paso hacia la recuperación de los haberes jubilatorios. De esta forma se dio lugar a la nueva Ley de Movilidad Jubilatoria (Ley 27.609), aprobada por el Senado y la Cámara de Diputados de la Nación, que establece la actualización de los haberes en base a tres variables: los salarios de la economía, la recaudación tributaria que ingresa a la ANSES y la recaudación total del Organismo.

Antes de analizar el funcionamiento de la fórmula en profundidad, resulta necesario repasar brevemente los esfuerzos realizados en términos de protección de los ingresos de las personas mayores durante el año que finalizó. Inmediatamente después de la suspensión de la Fórmula de Movilidad aplicada entre 2017 y 2019, que derivó en la pérdida del 19,5% del poder de compra de los haberes jubilatorios, se han otorgado dos bonos de $5.000 y uno de $3.000 a los/as jubilados/as y/o pensionados/as de menores ingresos. Estos bonos alcanzaron a más de 4,6 millones de personas y representaron erogaciones por casi $58.000 millones.

A su vez, se complementaron con los aumentos por Decreto otorgados de manera trimestral durante todo el 2020 que lograron un incremento de los haberes mínimos del 35,3% logrando mantener su poder de compra. Considerando el efecto de los bonos, entre diciembre de 2019 y de 2020, los jubilados y las jubiladas que perciben un haber mínimo recibieron casi $7.300 más de lo que hubiesen registrado de haber continuado vigente la movilidad de la Ley 27.426 (aplicada entre 2017 y 2019) y si no se hubiesen otorgado los mencionados bonos.

Después de un año en el cual no se pudo aplicar ninguna Fórmula de Movilidad, se logró aprobar luego de un arduo trabajo en una comisión bicameral dedicada particularmente a esta temática y un profundo análisis, una nueva fórmula que comparte su esencia con la aplicada entre 2009 y 2017, promulgada durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, que resultó en un incremento de los haberes en términos reales del 25,8%. A diferencia de aquella Fórmula, los jubilados y jubiladas verán actualizados sus haberes de forma trimestral, incrementando la frecuencia de actualización generando un beneficio para ellos y ellas.

Esta Nueva Fórmula de Movilidad logrará recuperar rápidamente el poder de compra de los haberes jubilatorios. El 2021 se presenta como un año de recuperación económica y rebote estadístico de la mayoría de las variables que se encontraron deprimidas en algún momento del 2020 debido a la pandemia. Es sólo a través de una fórmula como la promulgada por el Presidente de la Nación, Alberto Fernández, que casi 17 millones de personas podrán ser partícipes de esta recuperación. Esto es así debido a que la fórmula está vinculada a dos variables principales: Salarios y Recaudación. Por ende, si la economía define su curso de crecimiento, estas variables tienden a incrementarse. Entre 2015 y 2019 las políticas neoliberales que se aplicaron derivaron en una contracción de los salarios del 21,5%, se perdieron más de 200 mil puestos de trabajo y la actividad hizo lo propio cayendo el PBI más de un 5% y este panorama se agravó debido al impacto de la pandemia. Partiendo de un piso muy bajo, las políticas de producción y empleo tendrán impacto de manera rápida y directa en la reactivación economía estableciendo un sendero de recuperación en el corto plazo. Los datos hacia finales de 2020 ya demostraban claros signos de esto y la fórmula de movilidad utilizará datos del último trimestre de dicho año para establecer el incremento de las jubilaciones, pensiones y asignaciones en el mes de marzo de 2021. La recaudación aumentó en el mes de diciembre de 2020 un 38% de forma interanual y la inflación se ubicará entre el 35% y el 36%, en este sentido se observa que si los haberes se actualizarán en base a la inflación en lugar de hacerlo por la recaudación las jubilaciones aumentarían menos. El último dato de salarios disponible hasta el momento corresponde al mes de octubre de 2020, primer mes del último trimestre, esta variable también expone claros signos positivos ya que tanto el RIPTE (calculado por el Ministerio de Trabajo) como el Índice de Salarios de INDEC (4,6% y 4,1% respectivamente) se incrementaron por encima de la inflación (3,8%).

Con los datos expuestos queda en total evidencia que la Nueva Fórmula de Movilidad comenzará a cumplir su objetivo de recuperar los haberes en el corto plazo. El compromiso del Presidente de la Nación con la ciudadanía está siendo cumplido en cada política pública que mejora la situación de las personas más postergadas por modelos económico que decidieron darles la espalda. Por eso, esta Fórmula de Movilidad es una gran noticia para los jubilados y las jubiladas y es uno de los pilares que, a su vez, generará la reactivación del circulo virtuoso de la economía.

(*) Santiago Fraschina es Secretario General de Anses

Temas