12 de enero de 2021

La Undav destacó además que la caída de los salarios en 2020 fue menor a la registrada durante los últimos años de la gestión de Mauricio Macri.

Además del trágico saldo sanitario que implica la pandemia de coronavirus Covid-19 su impacto en la economía global no fue menos profundo. Poco importó en este punto la adopción de cuarentenas estrictas o la la falta de ellas. La diferencia la hicieron las políticas anticíclicas tendientes a morigerar la caída. Y en este punto el gobierno de Alberto Fernández desplegó una fuerte batería de medidas que permitieron "acolchonar" la caída económica que no dejó de ser fuerte pero que de otra manera habría sido todavía más dura.

Así lo dejó en evidencia el último informe elaborado por la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav) que advierte que desde el inicio de la flexibilización de las restricciones ya se logró recuperar uno de cada 3 puestos de trabajo destruidos durante el peor momento de la pandemia.

Gráfico 1.jpg

"Si bien, las políticas sociales y económicas amortiguaron los efectos de la profundización de la recesión, la magnitud de la crisis del empleo y de las remuneraciones dan muestra de la dimensión de la contracción del producto" indica el informe y destaca que todos los países analizados "se encuentran por debajo de la prepandemia en materia de actividad económica: Brasil (- 2,5%), México (-4%), Argentina (-5%), Colombia (-5,1%), Chile (-7,4%) y EE.UU. (-5,2%)".

Con el objetivo de "observar la dimensión del accionar de la actual administración nacional, cabe destacar que, en la crisis del 2002, el PBI se contrajo un 11% y el trabajo registrado privado retrocedió un 10%. Mientras que entre enero y septiembre del año 2020 el producto se retrajo un 12% con relación al mismo período del año 2019 y el empleo registrado privado solo disminuyó un 4%, como consecuencia de las políticas sociales y económicas llevadas adelante por el gobierno nacional".

Gráfico 2.jpg

En este punto el informe señala que "el impacto de la emergencia sanitaria sobre el total del trabajo privado registrado se amortiguó por el paquete de medidas sociales y económicas aplicadas por la actual administración nacional".

En octubre, por ejemplo, volvió a crecer el salario real de los trabajadores registrados privados luego de seis meses (+1,5%), mientras que los salarios del sector público cayeron 0,6% y los del sector privado no registrado (informal) un -1,6%. El total de salarios reales agregado creció un 0,3% motorizado por el crecimiento salarial del sector privado registrado.

Gráfico 3.jpg

Así, destaca el informe, el sector privado registrado acumula una contracción real interanual a octubre de 1,6%, mientras que el sector público acumula una caída real del 6,2%, el sector privado no registrado de 6,9% y el total de los salarios de la economía registra una retracción real acumulada de 4%.

Por otra parte, según los datos de remuneraciones del SIPA para los asalariados del sector privado, en octubre los salarios crecieron en términos reales por segundo mes consecutivo (2%, mientras que en septiembre había crecido un 1,8%).

Gráfico 4.jpg

En 2020 los salarios privados vienen cayendo menos que en 2019 y 2018, los dos últimos años de gestión del gobierno de Mauricio Macri. En 2018 acumularon una caída interanual a octubre de 3,7% en términos reales, en 2019 la caída real acumulada fue del 6,5% y en 2020 la caída real registrada es del 1,9% a octubre. Esto demuestra la magnitud de la recesión previa a la pandemia que se vivió en el país a partir del estallido de la crisis de sobre-endeudamiento externo en abril del 2018.

Temas