19 de enero de 2021

Los delincuentes le dispararon antes de escapar. Los compañeros de la víctima cortaron una de las principales arterias de la zona oeste para pedir justicia.

Facundo tiene 22 años, trabaja como repartidor de una conocida aplicación de envíos a domicilio, pero este lunes fue interceptado por delincuentes, terminó con un tiro en la cabeza y lucha por su vida.

El hecho ocurrió cuando el joven cruzaba la esquina de las calles Alvear y Medeiros, a dos cuadras de la comisaría de Ituzaingó. De acuerdo a las primeras versiones no se resistió al robo, pero de todas formas los asaltantes abrieron fuego dos veces antes de escapar y dejaron la moto. Uno de los proyectiles le impactó de lleno en la cabeza.

Embed

Tras el atroz hecho, los compañeros y vecinos de Facundo cortan Sarmiento y Santa Rosa, límite de Ituzaingó y Castelar, en reclamo de justicia y seguridad.

“Todas las noches nos roban, todas las noches nos disparan. Hablamos con la policía y nada. Al chico que le pegaron un tiro en la cabeza le habían robado hace cuatro días”, dijo a Primer Plano uno de los manifestantes en medio de la protesta de la que participaron unas 150 personas y rodeados por al menos quince patrulleros.

Embed

Temas