19 de enero de 2021

El mandatario encabezó este martes en Chilecito, La Rioja, la segunda reunión del Gabinete Federal, en donde aseguró que el suyo es "un gobierno de un Presidente y 24 gobernadores".

En el marco del proyecto Capitales Alternas, el presidente Alberto Fernández encabezó este martes la segunda reunión del Gabinete Federal que se llevó a cabo en Chilecito, La Rioja, desde donde llamó a “poner de pie de una vez y para siempre al norte argentino”.

"Para mí el norte no es cualquier lugar, es una espina clavada en mi corazón, porque he visto caer al norte en la desidia del poder central”, reflexionó y dijo que es necesario poner de pie “un norte maravilloso que tiene infinita riqueza”.

En esta línea, el Presidente contó la historia de su padre, dijo que es un “porteño consumado”, y explicó por qué cree que la casa de Joaquín V. González tiene que ser patrimonio argentino. “Necesitamos que el que nazca en Chilecito, tenga un lugar donde vivir feliz acá, en Chilecito. Y vivir feliz significa tener una escuela que lo eduque, un hospital que cuide su salud, y tener la posibilidad de seguir creciendo en sus estudios o de tener un trabajo digno, acá, en el lugar donde nació”, reflexionó.

Todos debemos tener la misma oportunidad, más allá de cuál sea la latitud en la que nos tocó vivir. Cuando hablan del mérito, supone que todos tengamos las mismas condiciones para poder avanzar. Quiero que todos tengamos las mismas oportunidades para poder crecer”, insistió Fernández.

Además, Alberto Fernández destacó la importancia de realizar reuniones de Gabinete en diferentes puntos del país. “Ustedes no pueden ser una hoja de Excel, no pueden ser una estadística. Hay que estar acá, escuchar lo que les pasa a los que producen acá, a los que viven acá, a los que se educan acá, y a los que necesitan de la salud acá, y entonces vamos a entender mejor a lo que pasa acá”, aseguró.

Sobre la idea de designar Capitales Alternas, el Presidente consideró que "para saber lo que pasa hay que estar en el lugar donde pasa, escuchar a los que viven acá, esa es la idea de sacar al Gobierno nacional de la Ciudad de Buenos Aires y atender las necesidades de cada provincia", y enfatizó: "Este no es el Gobierno de un Presidente, es de un Presidente y 24 gobernadores, y cuando uno me necesitó estuve para ayudar por lo que la tierra había tirado abajo", porque "lo que se dice es para cumplirlo".

Acompañado por el gobernador Ricardo Quintela, la vicegobernadora, María Florencia López, y el intendente de Chilecito, Rodrigo Brizuela y Doria, el mandatario nacional encabezó el acto de firmas por obras públicas, viales, de viviendas, y de desarrollo productivo industrial, deportivo, turístico y agropecuario.

“Estamos dando la última batalla para recuperar el federalismo en la República Argentina”, dijo el gobernador Quintela y afirmó: “Necesitamos que la Argentina crezca armónicamente en todas las regiones del país, hablamos no en contra del pueblo porteño, si no de un sistema que hay que modificar, que ha generado diferencias sustanciales entre las distintas regiones”.

Antes de asistir al acto, el Jefe del Estado se sacó la foto de familia del Gabinete Federal en la Estación 2 del cable carril de Chilecito, y visitó el Museo Samay Huasi, casa de descanso de Joaquín V. González, al que el Ministerio de Cultura declaró Monumento Histórico Nacional.

El mandatario nacional estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero y los ministros de Interior, Wado de Pedro; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Agricultura, Luis Basterra; de Turismo y Deporte, Matías Lammens; de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié; de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Transporte, Mario Meoni; de Ciencia, Técnica e Innovación, Roberto Salvarezza, y de Cultura, Tristán Bauer.