20 de enero de 2021

El presidente saliente de Estados Unidos abandonó la Casa Blanca y disparó en sus últimas palabras. "Si suben los impuestos, yo se los advertí", dijo.

El magnate salió por la parte trasera del emblemático edificio hacia el conocido South Lawn (jardín del sur), que oficia como helipuerto de los mandatarios de la potencia norteamericana y antes de abordar el helicóptero pronunció su último discurso.

"Nunca se había visto algo así", dijo el ex mandatario e insistió en que hubo fraude electoral en las elecciones de noviembre. Sus palabras fueron recibidas por sus seguidores con ovaciones, aplausos y gritos de "USA". “Fue un honor y privilegio haber sido su presidente”, dijo a sus seguidores, que lo vitoreaban agitando banderas. "Adiós, los quiero, volveré de alguna manera", añadió.

Trump ultimo discurso

Trump señaló además, que pese al Covid-19, Estados Unidos sigue siendo la mayor potencia económica del mundo y ha agradecido la labor de su equipo durante estos cuatro años de presidencia.

También, hizo un repaso de los hitos de su gestión. “Espero que no les suban les impuestos, pero si lo hacen, yo se los advertí”, añadió. Y dijo que si no fuese por la pandemia, los números económicos hubiesen sido los mejores de la historia.

Aunque no habló sobre su decisión de ausentarse de la ceremonia de investidura, sí hizo una alusión al gobierno entrante, sin dejar de dirigirse a sus simpatizantes. “Siempre voy a luchar por ustedes. Voy a estar viendo, escuchando. Le deseo mucha suerte al próximo gobierno, tienen la base para hacer algo espectacular”, expresó.

“Si dejan las cosas solas, van a ver números impresionantes. Tenemos a la mejor economía del mundo. Fuimos muy golpeados por la pandemia, como todo el mundo. Logramos un milagro médico, la vacuna, desarrollada en nueve meses en lugar de nueve años. Tenemos dos aprobadas y otra en camino”, expresó.

“Tuvimos muchos obstáculos y logramos 75 millones, es un récord en la historia de presidentes en el cargo, es un honor”, sostuvo. También, destacó el nombramiento de tres jueces de la Corte Suprema y de cientos de jueves del circuito federal.

Sobre la pandemia, a la que volvió a referirse como el “virus chino”, agregó: “Queremos darle mucho amor a todos los que están sufriendo”.

Trump se va en medio de un caos

Cuatro años después de su propia investidura, en la que presentó a Estados Unidos como un país en decadencia, Trump deja el cargo sometido a dos juicios políticos, con millones de desocupados más y más de 400.000 muertos por coronavirus.

Durante su mandato, su Partido Republicano perdió la Casa Blanca y ambas cámaras de Congreso, y ahora enfrenta un futuro incierto marcado por las divisiones internas en torno a la figura de Trump y sus ambiciones electorales futuras.

El presidente saliente será recordado para siempre por el acto final de su Presidencia: incitar el asalto al Capitolio de una muchedumbre de partidarios para frustrar la certificación del triunfo de Biden en las elecciones del año pasado.

trump salida helicóptero

Cinco personas, entre ellas un policía del Capitolio, murieron en los escandalosos desmanes, que horrorizaron a la nación y derivaron en la apertura de un segundo juicio político a un mismo presidente, algo sin precedentes en la historia de Estados Unidos.

Trump será el primer presidente de la historia moderna en boicotear la ceremonia de investidura de su sucesor, aún enojado por su derrota.

Funcionarios republicanos de varios estados, miembros de su propio Gobierno, entre ellos su ex fiscal general, han rechazado esos argumentos, también desestimados por decenas de jueces de todo el país en respuesta a decenas de demandas interpuestas por Trump.

De todos modos, Trump decidió no participar de ninguna de las simbólicas tradiciones de traspaso pacífico del poder, incluyendo la acostumbrada recepción en la Casa Blanca de la nueva familia presidencial, un día antes de la investidura.

Para cuando Biden haya asumido, Trump estará ya en su residencia en su club privado de Mar-a-Lago, en Palm Beach, Florida, enfrentado a futuro de dudas, no sin antes darse una despedida con alfombra roja, banda militar y 21 salvas de cañón en la base de Andrews.

Incluso el vicepresidente Mike Pence planea faltar a la ceremonia de jura de Biden, argumentando desafíos logísticos para despegar hacia el lugar desde una base aérea cercana.

La investidura en las escalinatas del Capitolio se dará con Washington transformado en una fortaleza, con unos 25.000 integrantes de la Guardia Nacional y miles de policías desplegados, vallas y puestos de control para evitar una recurrencia de hecho violentos.

Temas