Mar del Plata

-

Justicia

El jugador de Arsenal se entregó y declaró por la golpiza a un joven en un boliche de Mar del Plata

21 de enero de 2021

Matías Belloso se presentó por sus propios medios en el marco de la causa por "lesiones graves" contra el joven de 20 años en un boliche de Mar del Plata.

El futbolista Matías Belloso, hijo de un dirigente de la Conmebol y actual jugador de Arsenal de Sarandí, se entregó a la Justicia, que lo buscaba como sospechoso de tener vinculación con la brutal agresión a Matías Montín en un boliche de Mar del Plata.

Belloso se presentó por sus propios medios en el palacio de Tribunales acompañado de su padre el día miércoles y su declaración fue en la misma línea que los otros dos imputados. Sin embargo, quedó en libertad horas más tarde, aunque seguirá a disposición de la Justicia.

El fiscal Paulo Cubas, titular del área de Resolución Temprana de Conflictos, investiga si el futbolista -hijo del ex jugador de Rosario Central Gonzalo Belloso- participó de la agresión.

"No nos dio argumentos para pensar que pueda entorpecer el proceso", consideró Cubas según informó el diario digital 0223.com.

Los investigadores sospechan que Belloso salió de Mar del Plata en el mismo auto que los dos detenidos por el caso, pero descendió en una localidad del sur del Conurbano, donde vive, y que por eso no estaba en el vehículos cuando fue interceptado en Zárate.

matias montin fuga mar del plata
Así huyeron de Mar del Plata Gabriel Galvano y Andrés Bracamonte

Así huyeron de Mar del Plata Gabriel Galvano y Andrés Bracamonte

Los detenidos son Andrés Guillermo Bracamonte, de 21 años, hijo del líder de la barra brava de Rosario Central Andrés "Pillín" Bracamonte, y Gabriel Galvano, de 23, quien prestó declaración y admitió haber sido el autor del golpe con una botella que recibió el joven, aunque afirmó que lo hizo para defender a sus amigos.

Los dos apresados oriundos de Rosario fueron interceptados el martes por la tarde por personal del Destacamento Vial Zárate en el kilómetro 94.500 de la Ruta 9 cuando iban a bordo de un BMW M2 color blanco.

El caso en principio está caratulado por la Justicia como "lesiones graves en ocasión de riña" y el fiscal pidió que se mantenga la detención de los dos principales imputados.

Temas