27 de enero de 2021

Los países del conosur son considerados "de alto riesgo", al igual que Sudáfrica y Portugal. El gobierno británico otorgará un alojamiento para estas personas durante diez días. El objetivo es evitar que lleguen nuevas variantes.

El primer ministro Boris Johnson, adelantó este miércoles que las personas que regresen a Inglaterra desde ciertos países de "alto riesgo", como los sudamericanos, Sudáfrica y Portugal, tendrán que hacer una cuarentena obligatoria en un "alojamiento proporcionado por el gobierno" durante diez días.

A penas un día después de que superó los 100.000 muertos, Johnson explicó que la nueva medida que será informada en detalle la semana que viene, tiene como objetivo evitar que nuevas variantes del coronavirus lleguen al Reino Unido.

Según informó el primer ministro, los visitantes o residentes serán recogidos directamente del aeropuerto y trasladados a los hoteles dispuestos por el Gobierno. El Departamento de Salud y Asistencia Social está trabajando para establecer instalaciones de cuarentena "lo más rápido posible".

Por la cuarentena que rige en casi todo el país, es ilegal salir de las casas para viajar al extranjero o por motivos de ocio. Por eso, explicó, en los puertos y aeropuertos, les preguntarán a las personas por qué se van y les darán instrucciones para que regresen a sus domicilios si no tienen una razón válida para viajar.

Por su parte la ministra del Interior, Priti Patel, informó también a los parlamentarios que los detalles completos de los planes de cuarentena en los hoteles no se anunciarán hasta la próxima semana.

Según la funcionaria británica, hay muchas personas que entran y salen del país todos los días y el Gobierno quiere reducir estos números, para evitar poner en peligro el programa de vacunación contra el coronavirus que lleva adelante el Reino Unido.

Se estima que el costo del hotel o el alojamiento, que estarán vigilados por el Gobierno, estará a cargo de los pasajeros.

Dijo además que la policía intensificará los controles sobre las personas que deben aislarse por sí mismas, y el Gobierno continuará imponiendo su prohibición de la "lista roja" sobre las llegadas de determinados países.

Las personas que lleguen de algunos de los 22 países a los que no se les puede negar la entrada, incluidas los ciudadanos que regresan a sus hogares, tendrán que aislarse durante diez días, sin exenciones.

En cuanto a las personas que que quieran salir del Reino Unido, tendrán que hacer una declaración por escrito explicando por qué necesitan viajar, "ir de vacaciones no es una razón aceptable".

El primer ministro informó además que que las escuelas podrían continuar cerradas hasta el 8 de marzo, para la mayoría de los alumnos. Adelantó que el Gobierno establecerá un plan a partir del 22 de febrero para salir de la cuarentena por fases.

Temas