01 de febrero de 2021

El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Reta. La causa quedó caratulada en principio como "daño agravado y lesiones".

La justicia de Tres Arroyos abrió una causa para investigar las lesiones a dos efectivos policiales y los daños a un destacamento ocurridos durante un operativo para desmantelar una fiesta clandestina en el balneario bonaerense de Reta.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado en el balneario ubicado a 86 kilómetros de la ciudad de Tres Arroyos. Por su parte, el intendente Carlos Sánchez sostuvo que se trató de un "ataque premeditado y preparado" porque, enfatizó, "es algo que no se hace normalmente".

Embed

La justicia intentará determinar si el ataque al destacamento, que ocurrió horas más tarde de que la fiesta fuera desmantelada, fue realizado por vecinos de Reta.

Tras un llamado advirtiendo sobre una fiesta clandestina en el sector de los médanos, "acudieron al lugar dos patrulleros los cuáles fueron rodeados por un grupo de personas jóvenes, quienes comenzaron a arrojarle piedras, palos y distintos elementos", informaron fuentes policiales a Télam.

"Al parecer la situación había sido premeditada ya que la noche anterior el mismo personal había desactivado dos fiestas clandestinas con el secuestro de distintos elementos", agregaron.

Según se indicó varios de esos elementos fueron trasladados al destacamento policial de Reta, y por esa razón interviene también el Juzgado Federa de Necochea.

Tras el último episodio de la madrugada del sábado, el personal policial se trasladó al destacamento ubicado en la calle 48 y 27 de Reta, donde poco después acudieron varias personas, quienes comenzaron a arrojar piedras y distintos elementos.

Durante el ataque, dos policías resultaron heridos por lo que debieron ser asistidos en un centro asistencial. Además, se produjo la rotura ventanas y la puerta de acceso del destacamento, un automóvil Peugeot que estaba estacionado enfrente y pertenece a un efectivo de la fuerza, y una camioneta Toyota del operativo Sol.

La causa comenzó a ser llevada por la Fiscal de Tres Arroyos, Natalia Ramos, quien subroga a su par Carlos Lemble. Desde la Unidad Fiscal indicaron que tras el operativo en el que se intentó detener la fiesta, al menos unas diez personas se trasladaron al destacamento y realizaron los destrozos.

auto.jpg
fiesta.jpg

Por esa razón, la fiscal está analizando las medidas a seguir y si la investigación se desdobla entre lo que ocurrió en la zona de los médanos, durante la fiesta clandestina, y el ataque al destacamento.

"Una cosa es lo que pudo haber pasado en el sector de médanos y otra lo del destacamento, por lo que son dos lugares distintos y separados, por lo que es posible que se divida la investigación", explicaron las fuentes. En tanto, la justicia busca "individualizar a los presuntos agresores, quienes serían gente de la localidad".

En declaraciones a Radio Tres Arroyos, el jefe comunal aseguró que "hay gente que no entiende que estamos en pandemia, que la situación es real y que la gente de la policía está trabajando cumpliendo una orden superior de la Nación, de la Provincia y del municipio de no dejar hacer fiestas clandestinas".

Y remarcó: "ahora la Justicia está investigando como corresponde, realmente estas cosas no deben suceder en un balneario como Reta, tranquilo y donde no hay grandes problemas, y que ahora tengamos que salir a nivel nacional por una locura de cuatro, cinco o seis personas que están fuera de sí".

Temas