Colombia

-

Iglesia

Anunció el apocalipsis y les pidió a sus seguidores que vendan sus bienes: sospechan que se fugó con el dinero

02 de febrero de 2021

Gabriel Alberto Ferrer Ruiz anunció la vuelta de Jesús para el 28 de enero y reclamó que sus fieles tomen una serie de medidas para recibirlo, pero desde entonces no se sabe de él.

El pastor de la Iglesia Cristiana Berea de Barranquilla, Gabriel Alberto Ferrer Ruiz, les dijo a sus seguidores que el 28 de enero Jesús iba a volver a la Tierra para llevárselos al Paraíso, de modo que debían hacer determinadas cosas para que cuando llegara el mesías, estuvieran puros y libres de pecados. Pero todo apunta a que se trató de una estafa.

Iglesia Cristiana Berea Barranquilla Gabriel Alberto Ferrer Ruiz

La última aparición del pastor

Ferrer Ruiz les solicitó a sus seguidores enclaustrase en su casa -en el corregimiento de Sabanalarga, Atlántico-, abandonar sus trabajos y ocupaciones y vender sus bienes, porque si estaban impregnados de ambición y lujuria no recibirían al salvador. De este modo, los creyentes le dieron lo recaudado por la venta de sus bienes a su pastor, quien luego desapareció.

El religioso se desempeñó como docente de Literatura en la Universidad del Atlántico, donde comenzó a mostrar sus inquietudes con los estudiantes frente al credo de cada uno luego de que su pareja se convirtiera al cristianismo, y juntos empezaron a dirigir la Iglesia Berea, en Barranquilla.

Estos seguidores se encerraron durante días por la vuelta de Jesús anunciada por Ferrer Ruiz, por lo cual familiares y autoridades llegaron a temer que hubiera suicidios entre los feligreses. Ante esto, el pastor habló desde el canal de YouTube de su iglesia: “Los suicidas se van al infierno. Si alguna Iglesia existió en Barranquilla o Colombia que ama la vida es Berea, porque nosotros somos templo del Espíritu Santo de Dios. No se equivoquen los suicidas. No somos suicidas. Estamos llenos de vida porque creemos que la vida le pertenece al Señor”.

Este video con fecha del 27 de enero fue la última aparición de Ferrer. Luego de que sus proyecciones no se cumplieran y de que sus seguidores se quedaran aguardando el Apocalipsis, publicó un comunicado aseverando que fue malinterpretado. Los pobladores del lugar siguieron atentos a los fieles, quienes parecían no reaccionar pese a lo que se esperaba fuera una gran decepción.

Ahora, muchos advierten que Ferrer Ruiz se escapó con el dinero de los bienes de sus seguidores, y todavía no se conoce su paradero. Mario Pineda, pareja de una de las mujeres que fue parte del ayuno, declaró al programa de TV "Primer impacto" que mientras estuvo de viaje su esposa vendió todo lo que tenían y le entregó el dinero al pastor.

Un testimonio parecido dio Martina Consuegra: “Estamos muy enojados con el pastor, porque nos despojamos de todas nuestras pertenencias. Sin dinero ni nada, porque supuestamente era el rapto y no nos llevábamos nada material”.

El programa habló con el alcalde de Sabanalarga, Jorge Luis Manotas, quien informó que los feligreses fueron a buscar al pastor al templo y a su casa, pero no lo encontraron ni les respondió las llamadas al celular.

Según cuenta el veedor de las Iglesias cristianas en esa zona del país, el pasto sufriría de desórdenes mentales por la reciente muerte de una hija, que tenía cáncer. De igual manera, la comunidad conoció un video grabado por el implicado en el que, al parecer, se despedía de su congregación, por lo que afectados y autoridades locales le solicitaron a la Fiscalía que haga presencia en el lugar para que les dé respuesta por las pérdidas materiales y los daños morales a las que hoy se enfrentan.