Cárceles

-

Ecuador

Motines simultáneos en Ecuador: al menos 62 internos muertos

23 de febrero de 2021

Este lunes hubo enfrentamientos entre dos facciones de presos en varias cárceles que tendrían como trasfondo el asesinato de un cabecilla.

Por lo menos 62 presos murieron y hubo ocho heridos durante tres motines que se registraron en simultáneo. Según el presidente Lenín Moreno, detrás de los enfrentamientos entre detenidos hay “organizaciones criminales”.

Según el titular del Sistema Penitenciario, Edmundo Moncayo, el aumento de la violencia se debe a una lucha de poder entre dos facciones que recrudeció luego del asesinato de uno de sus cabecillas tras recobrar la libertad: “Hay otra organización delictiva que aúna esfuerzos para tomar el liderazgo que dejó un ciudadano que fue abatido en diciembre".

En ese sentido, agregó: "Esperábamos una acción inmediata, pero ha demorado, y es la que se ha producido el día de hoy. Dos grupos tratando de encontrar un liderazgo delictivo dentro de los centros de privación de libertad”.

Las tres prisiones en las que tuvieron lugar los alzamiento concentran al 70% de los presos de Ecuador, con 38 mil internos pertenecientes a este tipo de organizaciones dentro de los centros penitenciarios. De acuerdo con el reporte oficial, todas las víctimas fatales eran reos: 33 en la cárcel de Turi (Cuenca); ocho en la de Latacunga (Cotopaxi); y los otros 21, en la de Guayaquil.

Mientras tanto, el Gobierno de Perú mandó refuerzos de la Policía “para retomar el control en las cárceles de Guayaquil, Cuenca y Latacunga”, dijo el presidente Lenín Moreno este martes al mediodía. A las 9 de la mañana habían saltado las primeras alarmas, siete horas más tarde, solo se había conseguido apaciguar la prisión de Guayaquil. El Ejecutivo no confirmó si los otros dos penales siguen aún bajo control de los detenidos.

Desde el Servicio Nacional de Atención Integral a Privados de Libertad (SNAI), que es el ente rector de las cárceles, apuntaron como detonante de los motines una inspección realizada la noche anterior: “Se realizó una requisa en el Centro de Privación de Libertad de Guayas N.º 4 -el de Guayaquil-, por lo que se presume que estos hechos son señal de resistencia y rechazo por parte de los internos ante las acciones de control”.

El titular del sistema penitenciario confirmó la hipótesis al revelar que durante la inspección se incautaron dos armas de fuego: “Eran para victimizar [asesinar] a uno de los líderes de las organizaciones delictivas del centro de Guayaquil”. Los motines simultáneos se iniciaron, según Moncayo, porque la otra banda rival, que se encuentra en la cárcel de máxima seguridad de Latacunga, se anticipó y ordenó una reacción violenta para “asesinar” a presos en las otras dos cárceles.

Temas