María Vázquez y Diego Bogado son finalistas del Bailando

Por: María Fernanda Arena
18 de diciembre de 2006

* Se realizó la primera semifinal de "Bailando por un sueño 3" que enfrentó a Ximena Capristo y Diego de Paoli contra María Vázquez y Diego Bogado.
*El público también se quedó con la esposa del polista Adolfo Cambiaso. Se llevó el 52 por ciento de los votos.

Se realizó la primera semifinal de la tercera edición del fenómeno televisivo del año “Bailando por un sueño”, el concurso musical organizado por Marcelo Tinelli que sembró odios y pasiones entre los miembros del jurado y los mismos participantes, y convirtió al programa en el hit de rating del 2006. 



Con el 52 por ciento de los votos por parte del público María Vázquez y Diego Bogado (22 años, de Misiones) le ganaron a Ximena Capristo y Guido de Paoli (24 años, de Chaco) y pasaron a la gran final.


 


Todo el jurado también le dió su apoyo a la modelo, inclusive el invitado especial Samuel "Chiche Gelblung". El periodista no perdió la oportunidad para polemizar: desmintió lo dicho por Reina Reech en cuanto a su condición de "macho calentón" a la hora de la calificar a las bailarinas, y le confesó a Lafauci que estuvo a punto de reconciliarlo con su ex mujer ayer al mediodía, cuando lo tuvo como invitado en su programa "La vida es bella".


 


Por lo pronto, hoy y mañana serán clave para determinar quiénes serán los ganadores del polémico certamen. ¿Quién se quedará con los honores el jueves? ¿Laura Fidalgo, Carla Conte o María Vázquez? minutouno.com habló con algunos de los protagonistas acerca de cómo se preparan para la definición.

Los finalistas


 


Conte, Vázquez y Fidalgo luchan por llegar a la final y convertirse en ganadoras.    

De las 15 parejas iniciales con las que arrancó la nueva versión del concurso, sólo 4 llegaron hasta la instancia final. En el camino quedaron rivales como Luciana Salazar, María del Carmen Valenzuela, Marcela “Tigresa” Acuña, Beatriz Salomón, Julieta Prandi y Yuyito González, entre otras.

Mañana disputarán el paso a la gran final Laura Fidalgo y Gustavo Rojas (26, de Santiago del Estero) con Carla Conte y Guillermo Conforte (32, de Santa Fe). Y el jueves sólo una pareja se consagrará como la ganadora absoluta.

Intimidad de cada pareja



María Vázquez y Diego Bogado: la bella mujer del polista Adolfo Cambiaso fue una revelación dentro del concurso de baile y se consagró como la “niña mimada” de Sofovich. "Gracias a todos y que sea lo que Dios quiera" dijo la rubia en el aire de "Showmatch".



Su compañero de baile Bogado sueña con reconstruir la casa de su abuela que en el 2005 se incendió por segunda vez luego de que en 2001 se prendiera fuego a causa de un cortocircuito. En aquel entonces la familia pudo salir adelante, pero hoy no pueden afrontar los gastos para refaccionar la vivienda y comprar los muebles quemados.


 


Finalmente el jueves se conocerán los nuevos ganadores.    

Laura Fidalgo y Gustavo Rojas: después de haber sido jurado en las dos primeras ediciones de “Bailando por un sueño” y pese a mantener duras discusiones con Florencia de la V y con Gerardo Sofovich, Laura Fidalgo y Gustavo Rojas conquistaron al jurado día tras día.

“Pese a las peleas, puedo hacer un balance súper positivo respecto de mi carrera. Después de 9 años bailando en el teatro gracias a la exposición que tuve en el ‘Bailando’ conseguí la popularidad que me faltaba” dijo a minutouno.com Fidalgo. Y añadió: “La final es una ruleta, todos tenemos ansias de ganar”. 

Su soñador Gustavo Rojas lucha por su primo de 21 años que sufre de miopía y astigmatismo en uno de sus ojos, razón por la cual perdió el 90 por ciento de su visión. El muchacho debe operarse urgentemente ya que corre peligro de perder la visión completa. “A Gustavo lo adopté como mi hermano siento que es parte de mi familia y deseo que se concrete la operación”, confesó la vedette.


 


Carla Conte y Guillermo Conforte: comenzaron con el pie derecho y así continuaron hasta la semifinal. En la primera gala obtuvieron el primer 10 del certamen, otorgado nada más y nada menos que por Sofovich.

La pareja de la deslumbrante bailarina sueña con brindarle a la escuela “Un mundo especial” que asiste chicos con discapacidad psicomotriz insumos didácticos y elevadores hidráulicos para poder hacer hidroterapia.