Bravo deberá regresar a Colón al finalizar su préstamo

03 de junio de 2008

El sábado, San Martín no sólo perdió la categoría sino que se quedó sin poder hacer lo que podría haber terminado en el negocio más importante de su historia. Ese día vencía el plazo que el Verdinegro tenía para hacer uso de la opción por el pase de Martín Bravo, pero eso finalmente no pasó. ¿Por qué? La versión oficial fue que el club no pudo conseguir los 1.250.000 dólares (la cifra final) que costaba la opción. Esa fue una de las causas, pero también hubo otras que contribuyeron para que Bravo no sea Verdinegro.

Con sus 9 goles, el artillero santafesino se convirtió en la revelación del torneo Clausura, tanto que semanas atrás el presidente Jorge Miadosqui anunció que San Martín iba a hacer el esfuerzo para pagar los casi 4 millones de pesos que hacían falta. En el medio se dijo que la chance más concreta era un negocio con otro club que pusiera más plata. Así, la institución sanjuanina pagaba lo necesario y se quedaba con un extra. Hubo negociaciones con clubes de México (Morelia y América) e instituciones argentinas (Independiente, Lanús y Banfield). La chance más concreta fue la del Taladro, ya que según una fuente del club, Banfield estaba dispuesto a pagar el dinero de la opción y compartir el 50 por ciento del ficha del futbolista con San Martín pensando en un futuro pase y así el sanjuanino iba a embolsar una ganancia sin poner un peso si que es más tarde Bravo era vendido. Según la fuente, acá apareció la negativa de Martín Bravo por sumarse al Taladro. ¿Cómo influyó eso en que se cayera el negocio? San Martín no podía negociar al jugador si luego él prefería ir a otra institución. Ayer, Bravo dijo que eso no fue así, sino que hace unos días se sentó con el presidente Jorge Miadosqui, quien le comentó el interés "de Banfield y el de Lanús". "Nunca le dije que no quería ir a uno de esos clubes, sino que iba a ir al que yo quería", comentó el delantero. "Los dirigentes dijeron que iban a tener la plata, pero no sé que pasó después", agregó el punta.

De acuerdo a la fuente, hubo otro factor que fue el cambio de representante. Hasta la semana pasada, José Luis Vinciguerra trabajaba con Bravo, pero el futbolista arregló su vínculo con Julio Tymczyszyn (trajo a San Martín a Juan Casado, Uriel Pérez y Angel Puertas, entre otros futbolistas). Bravo aceptó que esto pasó pero negó que en el medio hubo un pago por parte del empresario para que esto sucediera sino que fue una "decisión personal". Vinciguerra a su vez fue escueto y dijo: "Pregúntele a Martín (por Bravo) que pasó. Yo lo quiero mucho y lo respeto". Bravo afirmó que la relación con Vinciguerra terminó muy bien.

Estos fueron los factores para que San Martín no pudiera hacer un dulce negocio con uno de los futbolistas más importantes que tuvo en los últimos años.


 


 


Fuente: Diario de Cuyo