Escándalo en Nueva York: sexta denuncia de acoso sexual contra el gobernador Andrew Cuomo

Un mujer, cuya identidad no fue revelada, aseguró que el mandatario la tocó de forma inapropiada tras una reunión de trabajo en su mansión. Otras cinco mujeres ya lo habían acusado.

El gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, sumó una nueva denuncia de acoso sexual en su contra. Esta vez, otra mujer afirmó que fue manoseada durante una reunión de trabajo a fines del 2020.

De esta manera se elevó a seis la cantidad de mujeres que acusan al mandatario de acoso o comportamiento inadecuado, mientras crecía la presión de legisladores para forzar su renuncia, según informó este martes un diario local.

La mujer denunciante, cuya identidad no fue revelada, dijo que Cuomo la tocó de manera inapropiada a fines del año pasado en la mansión del gobernador en Albany, donde la habían citado para trabajar, y citó a "un funcionario cercano al asunto" como confirmación de la existencia de la denuncia, según el diario Times Union of Albany.

Al respecto, durante una conferencia de prensa telefónica convocada poco después de conocerse esta nueva acusación, Cuomo volvió a descartar la idea de dimitir, repitiendo la posición que mantiene desde que se conoció la primera de estas acusaciones a fines de febrero.

El mandatario de Nueva York aseguró que no estaba "al corriente" de esta nueva acusación por acoso sexual y repitió que esperaría los resultados de una investigación independiente sobre las imputaciones, supervisada por la fiscal general del Estado, Letitia James. "Dejemos que la investigación determine los hechos, veremos después", completó.

Estas nuevas denuncias debilitan aún más la posición del gobernador, en el poder desde hace 10 años y cuyo mandato expira en 2022. El mandatario, destacado por su gestión de la pandemia, es ahora objeto de numerosos pedidos de dimisión, incluso desde el campo demócrata, no solo por las acusaciones de acoso sexual sino porque también fue acusado de amenazar a correligionarios para intentar encubrir numerosas muertes por coronavirus en asilos de adultos mayores.

Varias mujeres que trabajaron en la administración de Cuomo dijeron que fueron acosadas sexualmente o sometidas a comportamientos degradantes por parte del gobernador: la ex directora de Desarrollo Económico, Lindsey Boylan, dijo que el gobernador comentó sobre su apariencia, la convocó a reuniones innecesarias, bromeó diciendo que deberían jugar al póquer y una vez la besó en los labios al final de una reunión; mientras que una ex asistente, Charlotte Bennett, afirmó que el mandatario le dijo que estaba buscando una novia y le preguntó sobre su vida sexual y si estaría abierta a una relación con un hombre mayor.

Al respecto, Cuomo reconoció que hizo preguntas personales a colaboradoras y que se burló de ellas en lo que él consideraba bromas divertidas, y aseguró que solo más tarde se dio cuenta de que incomodaba a las mujeres.