Pinochet niega que sean suyos los 9 mil kilos de oro

*Dice que el único oro que tiene es el de su anillo matrimonial
*Dos diarios chilenos aseguran que posee el equivalente a 160 millones de dólares en Hong Kong

El ex dictador chileno Augusto Pinochet aseguró hoy a su abogado que el único oro que posee es el de su anillo matrimonial, a pesar de los 9000 kilos de oro depositados a su nombre en un banco de Hong Kong.

Pinochet, tal como ocurrió al descubrirse las cuentas secretas que poseía en el exterior, negó la veracidad de la información en ese sentido publicada hoy por dos diarios chilenos y confirmada posteriormente por el canciller, Alejandro Foxley.

Los diarios El Mercurio y La Nación revelaron que el ex presidente mantenía ocultos en un banco de Hong Kong unos 9.000 kilos de oro en lingotes, valorados de forma preliminar en unos 160 millones de dólares.

El depósito, según las informaciones que publican , estaba a nombre de Augusto Pinochet Ugarte en el Hong Kong & Shangai Banking (HSBC) y fueron las autoridades de Hong Kong las que informaron de su existencia a Chile, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Fuentes gubernamentales aseguraron hoy que hasta ahora no ha llegado ninguna comunicación oficial al respecto, pero el Consejo de Defensa del Estado (CDE-Fiscalía) inició gestiones para que el oro sea retenido.

Pinochet está procesado en Chile por fraude al fisco y falsificación de pasaportes tras el descubrimiento de que mantenía numerosas cuentas secretas en el exterior, principalmente en el Banco Riggs, de EEUU, en las que acumuló una fortuna calculada hasta ahora en unos 26 millones de dólares.

El proceso está actualmente paralizado, mientras se resuelve un recurso de la defensa del ex gobernante de facto (1973-1990) contra el juez a cargo, Carlos Cerda, al que acusa de parcialidad.

Preguntado acerca del oro por el diario El Mercurio, el gerente de asuntos externos del HSBC, Gareth Hewett, se limitó a señalar, "Sin comentarios".

"No puedo confirmar ni desmentir", añadió, ante la insistencia periodística.

Dejá tu comentario