Coronavirus: Nación, Provincia y Ciudad definen contrarreloj cómo seguirán las restricciones desde el sábado

Política

La definición de la Corte en torno a las clases presenciales será clave. Ciudad admite ahora que es necesario retomar las virtualidad para bajar la circulación y reducir el muy alto nivel de contagios.

Este viernes vencen las restricciones a la circulación dispuestas hace dos semanas por el gobierno de Alberto Fernández por medio de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) en medio de la segunda ola de contagios de coronavirus Covid-19.

A contrarreloj Nación, Provincia y Ciudad intentan consensuar las medidas que se aplicarán a partir del próximo sábado teniendo en cuenta que las restricciones que impuso el gobierno de Fernández lograron generar un amesetamiento en el nivel de contagios pero que aún así sigue siendo alto. Ante este escenario todos los infectólogos y epidemiólogos coinciden en que es imperioso reducir la circulación para evitar un colapso del sistema sanitario que ya se encuentra al límite en el AMBA.

En esa línea el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta llevó esta semana una propuesta a la Casa Rosada. Entre toda la batería de opciones que barajan por estas horas los equipos de Fernández, Rodríguez Larreta y Kicillof se incluyen:

  • Mantener la atención en los locales gastronómicos solo al aire libre.
  • Prohibir el ingreso a los comercios no esenciales y que se atienda solo desde la puerta.
  • En Ciudad suspender ahora sí las clases presenciales aunque solo para el nivel secundario.
  • Avanzar en Ciudad a una presencialidad administrada para los niveles inicial y primaria.
  • Provincia en tanto alienta una extensión de la suspensión de la presencialidad en las aulas por otras dos semanas.
  • Establecer controles mucho más estrictos en los medios de transporte público.
  • También se analiza permitir el uso del transporte público solo a trabajadores esenciales y a quienes posean un permiso especial por lo que los empleadores de otras actividades deberán buscar y costear de su propio bolsillo otro medio de transporte para garantizar el traslado de sus trabajadores.
  • En la Ciudad volver a cerrar bocas de subte.
  • Sostener la prohibición de circular entre las 20 y las 6 de la mañana. Ciudad y Nación acordaron además cerrar 18 puntos de ingresos a la Ciudad entre las 20 y las 6 de la mañana de modo de facilitar los controles y reducir así aún más la circulación nocturna.
  • Otra opción, sin definir todavía, es suspender por 15 días la Construcción.
  • No habría cambios en cuanto a la situación de las trabajadoras de casas particulares.
  • Seguiría habilitado el turismo interno y se desincentivarán fuertemente los viajes al exterior.

El gran dilema sigue siendo qué hacer con las clases presenciales. Aunque con su propuesta el gobierno porteño ahora sí admite, aunque sin decirlo abiertamente, que para bajar los contagios es necesario limitar la presencialidad en las aulas por el nivel de circulación que genera, resta saber si Fernández insistirá con la suspensión total de las clases presenciales por otros 15 días o dejará librada a cada jurisdicción la decisión de qué hacer con ellas. La decisión de la Corte Suprema sobre esta disputa, que se conocerá en las próximas horas, será gravitante en la postura que adoptará.

En Provincia no hay dudas. El gobierno de Axel Kicillof prefiere mantener la modalidad de clases virtuales por otros 15 días pero advierte que estas medidas funcionan si se realizan en todo el AMBA al entender que se trata de una misma zona epidemiológica.

Desde el gobierno bonaerense vienen desde hace días reclamando que las medidas se cumplan a uno y otro lado de la General Paz.

Será clave para terciar en esta disputa lo que finalmente disponga la Corte Suprema de Justicia en torno al DNU que suspendió las clases presenciales en el AMBA y que la Ciudad incumplió. Se espera que la resolución del máximo tribunal se conozca en las próximas horas.

En caso de darle la razón a Nación, Ciudad se quedaría sin argumentos para incumplir una nueva decisión unilateral del gobierno de Fernández. En cambio si la Corte le da la razón a Ciudad entonces la capacidad de Nación para insistir por el mismo camino sería mínima y se vería obligada a "sacarse el problema de encima" y dejar que cada jurisdicción disponga la medida que le parezca más conveniente.

"Estamos en 2700 casos diarios, que que es alto y preocupante igual. Nos genera tensión en el sistema de salud. Estamos atentos y preocupados y vamos a reforzar las medidas, estamos de acuerdo con todo lo que podamos hacer para restringir la circulación", admitió Rodríguez Larreta el miércoles pasado.

Dejá tu comentario