Cristina Kirchner cargó contra la mesa judicial macrista

Política

La ex Presidenta declaró este viernes en el marco de la causa por el memorándum con Irán. "Se naturalizó en la Argentina que existiera una mesa judicial", dijo.

Cristina Kirchner declaró este viernes en el marco de la causa por el memorándum de entendimiento con Irán por el atentado a la AMIA que fue elaborado durante su gobierno.

Con críticas a los jueces intervinientes, la vicepresidenta aseguró que "se naturalizó en la Argentina que existiera una mesa judicial" y pidió que se anulara la causa por el memorándum con Irán porque dos jueces que intervinieron en el expediente mantenían encuentros sociales con Mauricio Macri en la quinta de Olivos y la Casa Rosada.

"Desde ahí salían las órdenes para el poder judicial. Ellos decidían a quien haber que meter preso", manifestó Cristina Kirchner Durante el macrismo "la justicia se utilizó para perseguir a los opositores" con una mesa encabezaba por el exjefe de Gabinete, Marcos Peña.

Quien ayudó a Mauricio Macri en toda la operación, señaló Cristina Kirchner, fue Fabián "Pepín" Rodríguez Simón, asesor judicial del ex Presidente, quien "integra lo que se conoció como la Mesa judicial del macrismo. Asesoró a Macri y ahora está prófugo", afirmó.

Cristina Kirchner denunció que desde el macrismo en el poder se utilizaron los organismos del Estado para perseguirla a ella y a su familia. Mencionó a la AFIP, al Banco Central, la Oficina Anticorrupción, y la UIF. También se centró en Mariano Borinsky y Gustavo Hornos.

"Les recomiendo leer las recusaciones de Borisnky y Hornos en todas las causas anteriores que ustedes nombraron, en todas las que tuvieran que ver con el tema AMIA, salvo con esta", señaló en su exposición Cristina Kirchner.

Durante poco más de 45 minutos la ex Presidenta se refirió a los manejos de la mesa judicial durante el Gobierno de Mauricio Macri.

"En febrero de este año estalló el escándalo cuando se encuentra el ingreso del doctor Hornos como del doctor Borinsky, siempre en coincidencia con las causas, tanto en la Casa Rosada, por parte de Hornos, como de Borinsky a Olivos", reveló, antes de aclarar que Hornos fue "un poco más seguido a la Casa Rosada, unas 15 veces"

Las visitas habían sido negadas por los magistrados hasta este punto, y los informes oficiales fueron adulterados.

"Otro 'tips' de esta causa: el privadísimo secretarísimo de Mauricio Macri, Darío Nieto, el que aparece en la causa de Lomas de Zamora, con su teléfono en el cual da cuenta de las reuniones que va a tener Borinsky", señaló Kirchner.

Nieto "adultera los informes, informa los que ingresaron a Olivos y a Casa Rosada, pero en esas listas no aparecen ni Borisnky ni Hornos", según supo la expresidenta.

"Si según ellos fueron a charlar de cosas que no tenían nada que ver no se entiende por qué razón no se informó, y se suprimió expresamente de la lista de visitantes de la Casa Rosada y de la Quinta de Olivos a quienes eran los jueces. Está todo muy claro, señora presidenta", sentenció Cristina Kirchner durante la audiencia en la que pidió la nulidad del proceso que enfrenta.

"Es más, cuando alguno de nuestros abogados intentó (obtener) una prueba en estos expedientes que demostrara que Hornos había ido a la Casa Rosada fue denegada por el propio Hornos", resaltó la ex Presidenta.

"Le piden una prueba al juez para que diga si estuvo en esa parte, y el juez me la deniega y hace a mi derecho de defensa de no considerarlo un juez imparcial, de no ser el juez natural", disparó.

"¿En serio quieren hacernos creer que todas estas causas judiciales son legítimas y son legítimas, legales? No, nunca he visto una ilegalidad, una ilicitud de este tamaño. Los jueces mintiendo acerca de sus propios actos, vinculados con las propias causas en las que son jueces, es un escándalo monumental. Nunca visto, y es tolerado y ocultado o disimulado por los grandes medios hegemónicos", rebatió.

Los funcionarios del Gobierno de Msauricio Macri "hacían estas cosas mientras hablaban de la independencia del Poder Judicial", según Cristina Kirchner, pero para ella "igual hay temor fundado de que no hay imparcialidad al juzgar la conducta de los encartados" en la causa que enfrenta.

Dejá tu comentario