El fiscal Marcelo Colombo dictaminó que Cristina Kirchner declare en audiencia oral

Política

Lo había solicitado la propia Cristina Kirchner en el marco de la causa por el Memorándum con Irán. El TOF 8 debe decidir si avanza con el juicio oral o dictamina la nulidad de toda la causa.

El fiscal Marcelo Colombo se pronunció este martes a favor del pedido de la vicepresidenta Cristina Kirchner para realizar una audiencia oral a fin de exponer sobre el pedido de nulidad de la causa del Memorándum con Irán. También pidió incorporar información sobre los ingresos de dos jueces de Casación a Olivos y a la Casa Rosada y sobre las anotaciones del celular del ex secretario privado de Mauricio Macri, Darío Nieto.

Cristina Kirchner y Andrés Larroque, ambos acusados, plantearon la nulidad del caso tras conocerse las visitas de los jueces de Casación Gustavo Hornos y Mariano Borinsky a Olivos y a la Casa Rosada cuando Macri era Presidente.

Ante la “gravedad de la hipótesis planteada”, el fiscal Colombo pidió la realización de la audiencia oral y la necesidad de incorporar información al caso. El Tribunal Oral Federal 8 debe decidir si se hace el juicio o si dicta la nulidad de todo lo actuado en el expediente.

Por ejemplo, el fiscal solicitó que “se requiera a la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación informe si los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky tuvieron ingreso a la Casa de Gobierno”, también al Ministerio de Justicia y/o al Ministerio de Seguridad, durante los años 2015 y 2016.

También requirió a la Casa Militar que informe si los jueces Hornos y Borinsky tuvieron ingresos a la Quinta de Olivos durante los años 2015 y 2016.

Es que los jueces Borinsky y Hornos fueron clave en la reapertura del caso -originado en la denuncia del fiscal Alberto Nisman- cuando había sido desestimado en todas las instancias.

El fiscal también pidió que “se obtengan copias certificadas” de las resoluciones a las que se arribó en las causas de espionaje ilegal que tramitaron en Lomas de Zamora y se certifique si allí se secuestró en poder de Darío Nieto, el secretario de Macri un celular que contuviera algún archivo en el que se anotara “Hablar con Borinsky. Tema denuncia, administrativa y penal”, dejando constancia de la hora, día, mes y año de tal registro.

Las defensas sostuvieron que la intervención de los magistrados en resoluciones trascendentales para el proceso, fue efectuada “en violación a la garantía de imparcialidad y juez natural lo que traería aparejado su descalificación como actos jurisdiccionales válidos”.

Cristina Kirchner puso en evidencia la falta de imparcialidad de los jueces de Casación y pidió la nulidad de la causa abierta en torno a la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.

El planteo del abogado Carlos Beraldi desarrolla además que tanto el ex presidente Macri como integrantes de su Gobierno habrían demostrado “un particular y sostenido interés en el resultado de este proceso, y trae a colación variadas expresiones públicas del ex mandatario en tal sentido”.

El caso ya fue elevado a juicio y ahora debe resolver el Tribunal Oral Federal 8. La audiencia es clave, ya que será la antesala de una decisión que puede definir que no se realice el juicio oral.

El fiscal Colombo sostuvo que “la entidad de los hechos investigados, su trascendencia, el impacto y consecuencia que las resoluciones impugnadas tuvieron en el destino de este proceso (determinaron su reapertura), sumado a la complejidad y gravedad de las hipótesis planteadas por los incidentistas, justifican la necesidad de incorporar” información como los registros de ingresos a la Casa de Gobierno y Olivos, y la realización de la audiencia oral.

Dejá tu comentario