Cristina Kirchner habló del pasado, el presente, el futuro y propuso: "Tenemos que mejorar los salarios"

Política

La vicepresidenta Cristina Kirchner participó del acto de cierre de campaña del Frente de Todos para las PASO en Tecnópolis.

La vicepresidenta Cristina Kirchner participó este jueves del acto de cierre de campaña del Frente de Todos en Tecnópolis, un lugar al que consideró su "casa". De cara a las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), la funcionaria hizo un repaso del país que encontró cuando Néstor Kirchner asumió como mandatario, en 2003, en contraposición con el escenario que heredó Alberto Fernández tras el Gobierno de Mauricio Macri.

"Ayer se cumplieron 30 años desde que Néstor ganó su primera elección como Gobernador de la provincia de Santa Cruz. El ADN de hacer viene del peronismo, de lo que pensamos y de lo que hacemos toda la vida. En la intendencia (de Río Gallegos, en 1988) lo primero que hicimos fue una rotonda. La ruta 3 antes terminaba en la entrada del pueblo y tenías que esperar 5 minutos para poder ingresar por los semáforos", recordó Cristina Kirchner.

"Hicimos una rotonda, los medios decían que los autos iban a chocar. Debe ser una maldición que tiene el peronismo en los medios de comunicación, que no importa si es bueno o si es malo, siempre es dale y dale", ironizó.

El recuerdo de Néstor Kirchner volvió al discurso de Cristina con su hijo, Máximo, parado a sus espaldas como representante del bloque oficialista en Diputados.

"Néstor lo llevaba todas las noches a Máximo a dar vueltas a la rotonda porque es el placer de sentir que lo que uno hace trasciende y queda. Y lo van a ver tus hijos y tus nietos, eso es la vocación política, la de la trascendencia. Imaginar que estamos construyendo un país diferente para todos y todas, para los que piensan diferente, nunca le preguntamos a nadie qué ideología tiene para reconocerle un derecho", sentenció la funcionaria.

"¿Qué les voy a contar? Ya me escucharon en todas las cadenas nacionales durante 8 años", sonrió.

"Yo me preguntaba, el hacer nuestro a partir del 10 de diciembre de 2019, cuando después de cuatro años duros, tremendos, que pasó nuestra sociedad, con políticas muy duras para la gente, pensaba también: 'pucha, siempre que llegamos nosotros...'", recordó Cristina Kirchner en alusión a la llegada al poder en Río Gallegos, luego en Santa Cruz y a la Presidencia de la Nación.

En 2003 el país estaba "defaulteado, con deuda con el Fondo Monetario Internacional, Néstor sacó menos votos que la cantidad de desocupados que había", recordó.

"Cuando llegamos este 10 de diciembre de 2019 el país no era el mismo. Esto ya no es una cuestión de ideología. Por de pronto, el FMI que Néstor había despachado en 2005 había vuelto. Pero si Néstor, si el pueblo argentino, tuvo que pagar US$ 9.800 millones, ahora es un fondo de US$ 44.000 millones", comentó.

En 2015 "ya no teníamos una desocupación de 5,9% como entregamos el Gobierno el 9 a las 0, como la Cenicienta por orden judicial, y además debíamos mucho más, y estaban los tarifazos, los comercios cerrados, las industrias. Otras vez sopa", señaló la Vicepresidenta, quien comparó los primeros 99 días de Gobierno de Alberto Fernández con el inicio de un partido que se suspendió y pasó a definirse por penales al desatarse la pandemia de coronavirus.

Las imágenes dramáticas en Europa o Nueva York le hicieron imaginar cómo sería el escenario en La Matanza o Lomas de Zamora, Varela o Quilmes, en la provincia de Buenos Aires. "Pensé que iban a venir con una cámara de televisión a transmitir en vivo y en directo cómo se nos moría la gente porque no podían dar un respirador", reconoció.

Cristina Kirchner admitió que que el Conurbano "explotara" por casos de coronavirus era algo que "en el fondo de nuestras almas creíamos que eso podía pasar e iba a pasar" y por eso el Gobierno nacional y el provincial "salimos a la cancha a cuidar a la gente y a construir, porque se hicieron 30 hospitales portátiles".

"Se terminaron cinco hospitales que yo había dejado prácticamente terminados pero que se habían negado a abrir. En esta Tecnópolis montamos en 12 hectáreas para internación y aislamiento para aquellos que estaban afectados con el coronavirus", recordó.

Luego se adquirieron las vacunas contra el coronavirus, en Rusia y China porque "fuimos a donde podíamos conseguir", y el país ya fuenta con más de 60 millones de dosis, también del Reino Unido, India o Estados Unidos, que se distribuyen y aplican tan rápido como la logística lo permite.

"Hoy estamos con un muy aceptable nivel de vacunados y vacunadas", aseguró Cristina Kirchner, para quien "hemos logrado retrasar el ingreso de otras variantes que se nos muestran inmanejables hasta ahora".

En abril de 2020 "el Estado argentino puso mucha plata a los empresarios, a los trabajadores y a quienes necesitaban una ayuda económica porque no podían salir", recordó además en referencia al ATP y el IFE, dos programas para evitar que colapsara la economía por las restricciones al movimiento de la población.

"Estamos en el día 100 (del Gobierno de Alberto Fernández) y la economía empezó a crecer. Esto es lo que se viene: la necesidad imperiosa de que este crecimiento que se puede hacer porque impedimos con el ATP el telegrama de despido. Con el IFE se pudo mantener medianamente el consumo", subrayó.

"Los salarios... en el país del 9 de diciembre de 2015 el salario era el más alto de Latinoamérica en dólares. Le dejamos al Gobierno que empezó el 10 de diciembre el salario en dólares más alto de América Latina, y la devolvieron cuatro años después con uno de los más bajos", disparó.

La economía "se había empezado a recuperar y se perdió en pandemia", convino Cristina Kirchner, pero "hoy tenemos un retraso salarial imporante, por eso no hay que tenerle miedo a las discuciones paritarias".

"Néstor las incentivaba y los aumentos del salario mínimo vital y móvil por decreto, y así empezamos a crecer", señaló la Vicepresidenta, para quien las PASO representan una puja más allá de lo partidario: "No tengo dudas en que son dos modelos de país".

Dejá tu comentario