La Presidente rechazó a los "ultra" de todas las ideologías

Política

Cristina Fernández habló de los incidentes que ocurrieron en el acto del 24 de marzo y del caso del joven golpeado por rugbiers por ser homosexual. Además, rescató vía Twitter la unidad en el "reclamo por el diálogo" sobre la soberanía de Malvinas.

La presidente Cristina Fernández celebró este miércoles, a través de su cuenta de Twitter, el respaldo latinoamericano que recibió la causa Malvinas. Además, habló del 24 de marzo y del caso del joven golpeado por rugbiers por ser homosexual.

"ONU, Comité de Descolonización, CELAC, Unasur. Mundo y Patria Grande, reclamando diálogo, TODOS JUNTOS", resaltó la mandataria y agregó: "La Patria Grande apoyando sin reservas nuestro reclamo, por razones históricas, documentales, geográficas y la más elemental lógica".

"¿Territorio inglés a más de 12 mil kms de distancia? La pregunta no aguanta ni jardín de infantes de 3 años", sostuvo.

Luego habló sobre el 24 de marzo: "También, vísperas de Semana Santa. Me vienen a la memoria imágenes de los últimos días. 24 de marzo en la Plaza. Gente uniformemente vestida de rojo, autotitulada de izquierda. Amenazantes, con garrotes en sus manos".

"Pregunta: Serán los garrotes para abollar ideologías, como preguntaba Mafalda a un policía que lo portaba durante la dictadura de Onganía?", consideró. Y sostuvo: "Volviendo a lo de la Plaza del 24 y los del garrote. ¿Serán de izquierda como dicen?".

En tal sentido, detalló: "Del otro lado, jóvenes vestidos de azul, celeste, o blanco con banderas argentinas, brazos y manos entrelazados, haciendo cordón humano... Por suerte es otra Argentina, otra realidad y como lógica consecuencia, otros jóvenes con mucha más suerte que nosotros".

Así, comenzó a hablar del joven que fue agredido por ser homosexual: "Porque además de libertad, se trabaja por igualdad e inclusión. Y hablando de eso, el lunes la tv me devolvía la imagen de otro joven... Se llama Pedro. Pedro Robledo. 21 años. Cuenta su historia de vida. Me parece que creyó que sólo contaba algo que le había pasado, pero no".

"Estaba contando una parte importante de su vida: Agredido, golpeado y humillado por ser gay, por otros que se decían católicos. Lo mando llamar a Mouratián del INADI y a Martin Fresneda, Secretario de DDHH, para ponerse a disposición de Pedro. Urgente", informó.

Luego confesó: "Alguien me dice "Mirá que éste es antiK rabioso". "Te trata de fuhrer en el twitter, la madre dice que el gobierno es una dictadura", y acotó: "Y a mi que me importa! Esta es la Patria de todos, la que yo no tuve a la edad de Pedro, en la que cada uno dice lo q piensa y lo q quiere".

"Que los ultras de un lado y del otro nunca lo van a comprender? Puede ser, y es una verdadera lástima. No saben lo que se pierden...", reflexionó.

Dejá tu comentario