Intermediario en el negocio de los "parques eólicos" ligados a Macri, nuevo síndico de Autopistas del Sol

Política

La presencia de Payaslian da cuenta de la continuidad de Socma en la empresa beneficiada durante el gobierno de Macri por el prórroga de la concesión por 10 años sin licitación.

El histórico contador de la familia Macri fue nombrado como síndico en Autopistas del Sol, a pesar de que Socma vendió toda su participación en la concesionaria de peajes a mediados de 2017. Se trata de Mariano Payaslian, el mismo hombre que resultó ser el titular de las empresas creadas para intermediar en el negocio de los parques eólicos, detrás de las cuales estaba la nave insignia de la familia Macri, Sideco Americana. Su nombre dentro de Ausol da cuenta de la continuidad de la presencia de Socma en la firma beneficiada por el entonces presidente Mauricio Macri, por Javier Iguacel y Guillermo Dietrich con el aumento de las tarifas y la prórroga del contrato a diez años, sin licitación. Que Payaslian figure entre la lista de síndicos cobra relevancia si se tiene en cuenta que la venta de los papeles de Macri a Natal S.A. está en la mira de la Justicia, por tratarse de una empresa familiar que no tenía experiencia en el rubro y que pudo comprar el paquete gracias a una modificación de los requisitos por parte de la gestión de Cambiemos.

Según consignó ámbito.com este lunes "el dato sobresaliente es que la figura de Payaslian resuena en otra causa con recorrido en Comodoro Py. El contador aparece como titular de las empresas beneficiadas con el “pasa manos” en el que estaba involucrada como parte vendedora la firma Isolux, para la adquisición de seis parques eólicos que pasaron a otra titularidad sin llamado a licitación. Según el expediente que instruye el juez Marcelo Martínez de Giorgi, desde una de esas compañías Payaslian aprobó un préstamo solicitado por Gianfranco Macri, hermano del ex presidente cuyo secreto fiscal el magistrado ordenó levantar, por 5 millones de dólares".

Guillermo Dietrich y Mauricio Macri
Guillermo Dietrich y Mauricio Macri
Guillermo Dietrich y Mauricio Macri

Según establece la ley de Sociedades Comerciales, toda sociedad anónima está sujeta a una fiscalización interna llevada a cabo por la sindicatura. Es decir, que cada S.A. debe nombrar funcionarios sindicales titulares y suplentes como mecánica de contralor.

Según consta en los balances de Ausol del año 2011, Víctor Mariano Payaslian fue uno de los seis síndicos designados por el directorio, cuando los Macri eran accionistas. La propia empresa detalla en el documento analizado por es emedio que la política interna no es la de rotar a los síndicos, sino que los nombra por un período de tres años con la posibilidad de reelegirlos. En ese entonces la presencia del contador de Socma era un hecho lógico, ya que la firma del ex presidente era parte del negocio. Sin embargo, Payaslian fue renovado en su cargo el 31 de diciembre del año pasado con mandato hasta 2022, a pesar de que Sociedades Macri ya hacía casi dos años que -en los papeles- se había retirado de la compañía.

Así se desprende del informe presentado por Autopistas del Sol a la Dirección Nacional de Valores este año y al que accedió ámbito.com. La compradora de los títulos fue Natal Inversiones S.A., una empresa dedicada al rubro agropecuario e inmobiliario, sin experiencia previa ni conocimiento técnico en temas viales. En el fallo en el que el juez Rodolfo Canicoba Corral procesó al ex ministro de Transporte Guillermo Dietrich; al ex administrador de la DNV, Javier Iguacel y al entonces jefe de jurídicos de Vialidad Nacional y ex abogado de las autopistas, Ricardo Stoddart; entre otros, señaló lo llamativo de la adquisición de los papeles por una cifra millonaria de una concesión que se vencía al año siguiente, pero que luego fue prorrogada sin licitación por diez años más, hasta 2030. En aquella resolución, el magistrado dejó abierta la posibilidad de una compra-venta simulada para evitar la evidente incompatibilidad de aquel negocio de Macri con la función pública. En Natal aseguran que compraron de buena fe y dicen poder demostrarlo. Hasta el momento sus dueños no están imputados y la jueza María Eugenia Capuchetti –quien recibió el caso luego de la jubilación de Canicoba y de que Julián Ercolini esquivara hacerse cargo del juzgado- tiene pendiente volver a indagar a los ex funcionarios, ya que la Cámara Federal los benefició al hacer lugar a sus planteos por supuestas fallas procesales y anuló los procesamientos.

iguacel.jpg

Puntualmente, el 26 de mayo de 2017 Socma vendió el 7% de las acciones que le quedaban en la empresa concesionaria de la Panamericana, por 551 millones de pesos, un 400% más caras de lo que valían antes de la llegada de Mauricio Macri a Balcarce 50. De esa manera, Natal, que ya había comprado la participación de Dycasa (5,83 por ciento) y ACS (5,72), pasó a controlar el 18,5% de Ausol.

Ahora, a pesar de haber vendido toda la participación, la continuidad de su contador como síndico indica que los ojos de Macri siguen posados sobre la empresa que se benefició durante su gobierno y de la que –supuestamente- ya no es accionista.