Reapareció Darío Nieto pero no habló de cita con Borinsky

Política

El secretario privado de Mauricio Macri bajó línea política pero no se refirió a la presencia de jueces y fiscales en Olivos.

El secretario privado y asesor de Mauricio Macri, Darío Nieto, reapareció en los medios publicando una columna en un matutino porteño sin hacer referencia a la cita que aparece en el expediente judicial donde se investiga la persecución al Grupo Indalo, en la cual marca "hablar con (el juez Mariano) Borinsky. Tema denuncia, administrativo y penal”.

"No le regalemos el país tan fácil a los que nos quieren llevar puestos. Aunque parezca que no hay salida, antes de pensar en irnos hagamos una apuesta más. No nos comamos el verso de que Argentina solo es para los vivos y privilegiados de siempre", escribió Nieto en la red social Twitter, promocionando su columna en el diario La Nación.

En un segundo posteo, el asesor que marcaba en su agenda qué temas debía hablar con jueces, escribió: "Digamos lo que pensamos, defendamos nuestras ideas con fuerza. Y cuando llegue el momento, vayamos a votar y cuidemos la voluntad de cada argentino. Nuestro país tiene un gran potencial, y todavía estamos a tiempo".

Ni en la nota del matutino, ni en las redes sociales, Nieto hizo referencia a las visitas de jueces y fiscales a quinta de Olivos, ni su anotación para hablar con el juez Borinsky.

La información del celular de Nieto se encuentra en la causa por espionaje ilegal, que se inició en los juzgados de Lomas de Zamora y que ahora se trasladó a Comodoro PY.

El plan de persecución a opositores de la Mesa Judicial M quedó al descubierto cuando en las últimas horas se confirmó que jueces y fiscales visitaban seguido la quinta de Olivos, con la excusa de "jugar al paddle", y ahora se sumó que el secretario privado de Mauricio Macri, se trata de Darío Nieto, tenía agendado en en su teléfono habla con uno de esos magistrados sobre cuestiones judiciales.

Nieto le llevaba la agenda al ex presidente Macri y era hombre de extrema confianza. Y una de sus tareas era coordinar charlas, encuentros, reuniones, entre ellos, con los asiduos visitantes de la Justicia por la residencia de Olivos.