Se extiende la crisis de Córdoba y Juez llama a la abstención en octubre

Política

La polémica que comenzó luego de las elecciones en la provincia de Córdoba traspasó los límites de la provincia para salpicar la campaña nacional de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

El gobernador José Manuel de la Sota aseguró que el peronismo local apoyará la candidatura de Cristina Fernández de Kirchner. Pero del otro lado, Luis Juez, enfrentado al vice gobernador y candidato Juan Schiaretti, parece haber roto con el kirchnerismo. Ayer señaló que él y su partido “militarían” en favor del voto en blanc y la abstención.

La postura de Juez surge tras el silencio que emanó de la Casa Rosada luego de las denuncias de fraude electoral y su reclamo para que se abran las urnas para contar voto por voto, más allá de la revisión de las actas que se lleva a cabo en el escrutinio definitivo.


"En Córdoba no tenemos tiempo para peleas que no le interesan a ningún cordobés. Acá se llevaron puesta la institucionalidad", dijo Juez al diario La Nación. El jueves, el presidente Néstor Kirchner había dicho: "Este país no tiene tiempo para peleas que no le interesan a nadie".

"El gobierno nacional tiene responsabilidad en lo que pasó. Nos robaron en una dependencia nacional, que dirige un puntero político del kirchnerismo", acusó Juez, en referencia al Correo Argentino, donde se hizo el escrutinio provisional, y a su interventor, el cordobés Eduardo Di Cola.

La nueva postura de Juez no es sólo discursiva. Hoy termina el plazo ara inscribir listas de candidatos a diputados nacionales y el juecismo no se presentará.

"Yo estaba dispuesto a acompañar el proceso electoral de Cristina Kirchner, pero los pronunciamientos [de los funcionarios nacionales] en los últimos días han sido de terror", afirmó Juez, que para los comicios había contado con el respaldo del sector de la Casa Rosada que encabeza el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

Dejá tu comentario