¿Por qué se usan las   semillas para alimentar a los autos?

*Por Alejandro Romero.

¿Es verdad lo de la crisis alimentaria mundial? Tengo mis dudas. De ser así cientos de empresas estarían produciendo todo tipo de alimentos para exportar, sin embargo no veo que esto suceda. Me imagino un país adonde los desocupados se reúnan en cooperativas para manufacturar alimentos de primera calidad, con destino a los principales mercados del mundo. Para esto los productores rurales, que son los poseedores de la materia prima, deberían quintuplicar las cabezas de ganado, las vacas lecheras, la variedad de cultivos, la producción de especias. Se multiplicaría el envasado de alimentos procedentes del mar o enlatado y disecado de verduras, tomate etc. Imagino cooperativas lecheras con establecimientos modelo en plena producción de leche en polvo, o a un gobierno entregando parcelas fiscales a familias, concentradas en las grandes ciudades, para descentralizar la pobreza y favorecer la ocupación en el campo, con siembra de productos básicos y otros para manufacturar alimentos. Pero todo esto no sucede.


 


Los productores primarios hacen exactamente lo contrario, cierran tambos, liquidan cabezas de ganado y alquilan sus campos a empresas extranjeras para que siembren un tipo de cultivo destinado a biocombustibles. Esto me da una clara señal de la gran mentira de la crisis alimentaria mundial. Lo que si hay es un incremento de la pobreza y hambre en el mundo, y es el resultado de haber tomado la decisión de transformar alimento en biocombustibles.


 


Esta es la única verdad. Cuando los capitales de la industria del petróleo decidieron invertir en el mercado alimentario mundial, los precios se dispararon. Pero la verdad que nadie dice, es que estas multinacionales, llevan a los productores al cultivo de semillas destinadas a la producción de biocombustibles. Es por eso que casi solamente tenemos soja en todos los campos del país y cualquier otro cultivo deja de ser rentable. Estos capitales manejan bancos, campos, laboratorios y semillas, por ende, reorientan la siembra de un país a su antojo. Cuando hablan de productores agropecuarios, hablan de una mentira, ahora son productores de monocultivos y los pocos pequeños y medianos productores, se encuentran asfixiados por estas tendencias especulativas, que van a lograr destruir un país que históricamente trabajo el campo.


 


Hoy a los monoproductores, no les queda otra que defender la petrosemilla, porque pasaron a ser dependientes del principal laboratorio que las invento, tanto al herbicida como a las semillas genéticamente modificadas.


 


Para ser justo, tenemos que afirmar que no existe crisis alimentaria mundial, existe especulación financiera en el mercado alimentario mundial, y eso es muy mala noticia para los miles de millones de pobres en todo el mundo y para los pequeños y medianos productores del país.


 


Les dejo dos videos, uno mío y otro que cuenta la historia de un señor que se siente estafado por estas multinacionales y decidieron enfrentarlas.


 


Un cordial saludo.


 


Alejandro Romero


 


Video 1: http://es.youtube.com/watch?v=0cs_AvCvIpg


Video 2: http://es.youtube.com/watch?v=dkjNKobvvxo&feature=related

Dejá tu comentario