Racing volvió al triunfo en su visita a San Juan



  • El equipo de Avellaneda venció 2-0 a San Martín, con goles de Claudio López y Malano, sobre el final del partido. Después de tres partidos la "Academia" pudo cantar victoria.

 


Racing le ganó 2-0 a San Martín de San Juan, en condición de visitante, con goles de Claudio López y Santiago Malano, ambos en los minutos finales del segundo tiempo. Con esta victoria los de Avellaneda, después de dos fechas, salen de la zona de promoción.

Con un gran trabajo de Adrián Bastía, un arquero que anticipa siempre y no comete errores, como Hilario Navarro, y mucha actitud en el segundo tiempo, le alcanzó a Racing para vencer en forma merecida a los sanjuaninos.

San Martín y Racing salieron a jugar ante una multitud y un día espléndido, para envidia de todos los porteños, que tuvieron que sufrir una fuerte lluvia durante todo el día en la ciudad de Buenos Aires.

Pero los 22 jugadores que saltaron a la cancha no se contagiaron de ese clima, porque en el primer cuarto de hora de juego brindaron un espectáculo ordinario, sin un dominador claro y sin generar situaciones de gol en ninguno de los dos arcos.

Recién a los 25 minutos uno de los arqueros salió de la modorra, en este caso fue Hilario Navarro, quien tuvo que contener con esfuerzo y dando rebote un remate de Ariel Carreño, quien pateó a una distancia de 30 metros del arco.

¿Y Racing? “Bien, gracias”, contestaron desde Avellaneda, porque en San Juan sólo estuvieron los colores y un nutrido grupo de hinchas, porque en la primera etapa recién a los 33 minutos pateó al arco, con un remate de Claudio López, que pasó a dos metros del palo izquierdo defendido por César Monasterio.

Con el correr de los minutos los sanjuaninos se quedaron en buenas intenciones y dejaron de merodear el área defendida por el correntino Navarro, entonces dejó de ser aburrido para tornarse insoportable.

Sobre el final de la primera etapa los de Avellaneda elaboraron su mejor y única jugada real de ataque, con un pase preciso de Claudio López para Erwin Avalos, pero el delantero paraguayo le dio a la pelota con tanta “dulzura” en el mano a mano con Monasterio, por eso llegó Ariel Agüero para rechazar sin ningún problema.

En el segundo tiempo fue más de lo mismo, aunque en el comienzo se pudo observar a un Racing más decidido en busca del ataque, aunque careciendo de profundidad.

Con mucho amor propio los dirigidos por Gusto Costas pasaron a ser los dominadores totales del juego, llegando con mucho peligro hasta al borde del área pero le faltó acertar en el último pase o en el remate final.

Lo tuvo el “Piojo” López, pero en vez de rematar al arco intentó un pase, cuando estaba pisando el área chica. Lo tuvo José Salcedo pero le erró al arco por cinco metros.

Para ver si podía cambiar la historia Costas hizo debutar en este torneo Apertura a Maximiliano Estévez, que entró por el intrascendente Nicolás Cabrera para ser un volante por derecha pero siendo más puntero que mediocampista.

Y de tanto empujar, de tanto luchar, Racing tuvo su premio cerca del final: una pelota que pelearon varios cerca del área, derivó en Estévez, quien la picó en forma sutil para dejar solo a Claudio López con el arquero y el “Piojo”, con derecha venció a Monasterio para establecer el 1-0.

El delirio se apoderó de todos en la tribuna donde estaban los hinchas de Racing y más cuando Santiago Malano marcó su primer gol en primero, el segundo de la Academia, para llevarse a Avellaneda un triunfo de San Juan, cuando nadie lo imaginaba.

Dejá tu comentario