Se vuelve a abrir la polémica: ¿Tecnología en el fútbol?

DyN
Por DyN


  • El video ref, frecuentemente utilizado en el Mundial de Rugby y al que los argentinos asisten vía TV en estos días de la Pumamanía, ha dado claras muestras de reforzar el estado de justicia en una competencia.

La polémica se vuelve a abrir: con el auge del rugby gracias a la actuación de Los Pumas en el Mundial de Francia, muchos comienzan a pedir el uso de la tecnología también en el fútbol. Utilizada no sólo en el deporte ovalado sino también en el tenis, ¿es hora que entre en el fútbol?



El deporte que más dinero mueve, el más televisado, el que levanta más críticas a los árbitros, quienes purgan sanciones por fallos equivocados, se niega a innovar: carece de esa ayuda, que no provoca un ápice de merma en la autoridad del referí.

Saúl Laverni venía de una sanción (no ser designado en la fecha novena) por no cobrar un penal de Sebastián Brusco a Ismael Sosa en el partido entre Independiente y San Martín. Ayer, el árbitro hizo un buen partido pero se equivocó al convalidar un gol con la mano de Matías Giménez.

Con una televisión que no se pierde un solo partido del torneo vernáculo, el cuarto árbitro con un monitor a metros de la cancha en apoyo a su compañero dentro del campo de juego hubiera evitado que Laverni cobrara aquel penal, se salvara de la sanción y ayer hubiese invalidado ese gol.

La justicia se consolidaría dentro de la cancha, y el árbitro disiparía dudas que lo carcomen y el temor a sanciones.

En el aspecto humano, los réferis no pasarían la angustiosa espera de horas hasta ver cómo realmente fue esa jugada que creyó haber visto tal cosa aunque sin tener seguridad y tuvo que tomar una decisión sobre la marcha.

Tampoco pasará por la angustia de saber si ante un fallo equivocado el Colegio de Arbitros lo designará para la fecha siguiente o lo pondrá en la lista de separados, la sanción habitual para aquel que se equivoca.

La tecnología puede deshumanizar, pero si al hombre le contribuye lo enriquecerá.

" La ciencia no es cara. Cara es la ignorancia", solía decir el Premio Nóbel argentino Bernardo Houssay. Desde que la televisión llegó al fútbol y aún más con la evolución de la tecnología puso cámaras por todos los rincones de la cancha a modo de ojos múltiples, los árbitros se vieron superados y algunos vieron en la tele a su principal enemigo.

Las repeticiones del video que se ven en los hogares por la TV golpea a las urgentes necesidades de los árbitros de fallar al momento.

Tal vez sea el tiempo que ese enemigo pase a ser un colaborador del juez, para mayor justicia en el deporte y tranquilidad del árbitro.

Dejá tu comentario