Love Myself, la primera muestra de arte de BTS en Argentina

Sociedad

El artista Alejandro Vigilante diseñó a los OT7 con motivo del octavo aniversario de la banda más famosa y existosa de k-pop.

BTS celebra el octavo aniversario de su debut este 13 de junio y en Argentina, a modo de festejo, la banda de K-pop integrada por J-Hope, RM, Suga, Jungkook, V, Jin y Jimin tendrá su primera muestra de arte. Creada por Alejandro Vigilante, es presentada de forma virtual a través de YouTube en el Centro Cultural Coreano.

El pop coreano creció muchísimo en muy poco tiempo. Algo que hace cinco años era marginal hoy es una de las grandes referencias de jóvenes y adolescentes argentinos en todo el país”, considera Gabriel Pressello, Gestor Cultural en Centro Cultural Coreano, en diálogo con minutouno.com

En pleno auge, el CCC es la principal usina de cultura coreana en América Latina con una programación amplia y variada. En cuanto a la música, lo principal es el Concurso K-pop Latinoamérica, pero también ofrecen conciertos de jazz, música tradicional o clásica.

"El impacto fue tan grande que algo que era inusual, acotado al k-pop como un fenómeno de nicho, hoy se transformó el algo integrante al pop en general. Eso hace que el resultado en la sociedad también sea el de integrar de manera mucho más natural algo que era exótico”, agrega Pressello.

“Love Myself”: de Jimin al "OT7"

El primer cuadro que pintó Alejandro Vigilante sobre BTS fue el de Park Ji Min, más conocido como "Jimin". Era 13 de octubre, cumpleaños del joven cantante y su nombre era tendencia en Twitter. "Así descubrí quién era él y quiénes eran los BTS . Eso me abrió la puerta a la cultura del K-pop”, recuerda el artista argentino reconocido en el mundo, quien en diálogo con minutouno.com cuenta cómo nació la muestra "Love Myself", la influencia de la música e Internet y cómo desarrolló la técnica del iArt Movement.

Jimin me pareció muy simpático. Hice un edit virtual y me empezó a explotar el teléfono de mensajes preguntándome si era ARMY. Para mí era todo un lenguaje nuevo”, reconoce sobre el grupo de fans denominado con las siglas que provienen de la frase "Adorable Representative M.C. for Youth" en inglés.

Jimin - BTS

El boom fue tal que las integrantes de ARMY en Argentina le ofrecieron participar de una jornada por Zoom para que conociera más sobre la banda, sus integrantes y el significado de cada término. “Es algo que hago siempre porque la intensión no es solo pintar el cuadro sino también aprender sobre la persona que se retrata y poder transmitir el mensaje”, indica Vigilante.

Durante esa charla con el AMRY Alejandro comprendió la importancia y magnitud del mensaje que plantea BTS: “Me di cuenta que no era un simple grupo de música. Detrás de la fama hay todo un mensaje que transmiten los siete a todo el planeta. Se trata de terminar con los prejuicios, de valorar a la juventud, de aceptarse y amarse a uno mismo”.

En ese punto, el artista lo asoció al iArt Movement (ver debajo), a Internet, los streamings y YouTube. "Me encontré con una generación nueva, que tiene acceso a todo a través de la web y en la que influye el factor tiempo. No importa cuántas reproducciones tenga un video sino en cuánto tiempo llega al millón”, relaciona.

alejandro vigilante muestra love myself.jpg

Serendipity”, cantada por Jimin, fue la primera canción que escuchó de BTS. “Mi gran agradecimiento de la vida es a las serendipias, y por eso ese tema tiene un gran significado para mí”.

A pedido del AMRY en Argentina, Vigilante se dedicó a retratar al denominado OT7 (One True Seven, en inglés). "Les comenté entonces que los cuadros tenían que ser por una causa justa, y fue ahí cuando me contaron todo el trabajo que hace BTS en cuanto al cuidado de la infancia, promover la no violencia, proteger el medioambiente, y cómo el ARMY colabora con eso. La misma pintura tenía que transmitir el mensaje del grupo”.

En ese sentido, Alejandro considera que “la muestra ‘Love Myself’ es de todos y para todos”: “Es para celebrar el octavo aniversario de BTS y para transmitir y recordar el sentido de ayuda, de aliento, de unión para lograr cosas buenas en el mundo, de apoyarse los unos a los otros, de dejar de lado los prejuicios y de sumar luz”.

Alejandro Vigilante, el artista detrás de “Love Myself”

Alejandro Vigilante es argentino y desarrolló su carrera entre Buenos Aires, Miami y Nueva York. Es hijo del arquitecto y pintor surrealista Juan Vigilante, quien falleció cuando él tenía apenas tres años y de quien heredó la pasión por el arte: “Siempre tuve una conexión con mi papá, sentía que hablábamos a través de los cuadros. No recuerdo la primera vez que pinté, lo hice desde siempre, nací para esto. Si bien intenté hacer otras cosas, la pintura siempre aparecía como una especie de milagro, como algo salvador”, describe.

Fue su propio padre el encargado de plantar la semilla del talento: “Me dejó sus técnicas anotadas en un cuaderno”, revela el creador del iArt Movement que estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyrredón de Buenos Aires.

La gran oferta llegó en 1995 cuando fue invitado al evento “Art Miami” en Florida. Allí, Patricia y Phillip Frost le encargaron pintar un techo de estilo Palladiano en su casa de Star Island. Colgado a más de 20 metros del suelo – “Tenía pánico a la altura”, reconoce – se ganó el apodo de “El Michelangelo de Miami” y llegó a trabajar para importantes personalidades como Andy García, Bill Clinton, Emilio Stefan y Oliver Stone.

Alejandro Vigilante pasó a ser un pintor decorativo, a realizaba murales y fue contratado en Nueva York para diseñar las paredes de “Tiffanys” en la 5ta Avenida y del hotel Marriott.

Qué es el iArt Movement

Era la mañana del 11 de septiembre de 2001. Alejandro había llegado hacía poco a Nueva York y estaba en la casa de su amigo Hernán Casanova. “Me comentó que había chocado un avión contra una de las Torres Gemelas. Como su empresa estaba a tres cuadras del lugar y yo tenía que ir al Marriott, fuimos juntos. En el trayecto chocó el segundo avión. Cuando salimos del subte estábamos en pleno caos y solo quedaba en pie la Torre Norte. Se desplomó cuando estábamos a una cuadra", recuerda.

alejandro vigilante torres gemelas.jpg

En medio de la desesperación, lo primero que vieron fue un estacionamiento y atinaron a abrir la puerta de uno de los autos para resguardarse. Ahí se protegieron de los escombros de la segunda torre: “Quedamos casi sepultados”, recuerda.

En ese momento, la única forma de comunicarme con mi familia fue mediante mails. Yo siembre había sido amante del Pop y a partir de ahí me cayó la ficha: no había nada más pop que Internet”, considera Alejandro Vigilante.

frida kahlo - Alejandro vigilante

Alejandro plasmó su obsesión con la web en sus cuadros. Consideró que los artistas hasta ese momento no habían llegado a desarrollar esa temática y así nació la teoría iArt Movement.

Pensé entonces qué mails hubieran mandado Marilyn Monroe, John Lennon, Frank Sinatra, Frida, Jim Morrison”. Y así comenzó a desarrollar los primeros cuadros.

marilyn monroe - alejandro vigilante

Con el surgimiento de Twitter y Facebook, el ingenio lo llevó a pensar cómo hubiera sido la relación de los famosos con las redes sociales y qué cosas buscarían en Google: “Me imaginé a Salvador Dalí buscando gel para sus bigotes o a Marilyn googleando sobre clases de actuación”.

“Al comienzo los cuadros eran como comics mezclados con el lenguaje de la ‘técnica de transferencia de imágenes’ que usaba Robert Rauschenberg's. Después los empecé a hacer como un rompecabezas, porque Internet es eso, una red. Están hechos por partes”, detalla.

elvis presley - alejandor vigilante

Y amplía: “Mis cuadros empiezan con un cuadro virtual. Es decir, los diseño en la computadora con una foto, veo cómo quedan las partes y la imagen. Los colores van por un lado y las figuras por el otro. Luego, transfiero la imagen a una madera y los pinto a mano. Es un print entre el artista digital y la técnica de transferencia de Rauschenberg's”.

En el iArt Movemente el factor tiempo es fundamental. Amante de Picasso, considera que en medio del “copy and paste” siempre hay algo que transcurre en el medio.

“Hay cuadros que sí los hago digitales, como boceto, lo que da el nacimiento a los NFT’s (por sus siglas en inglés Non-Fungible Tokens), es decir, cuadros virtuales, que ahora esta autentificado. También se puede imprimir sobre tela, pero las muestras siempre son cuadros hechos a mano”.

Dejá tu comentario