Coincidencia: ayer comenzó el año nuevo judío y el mes de Ramadán para el Islam

Sociedad


  • Ayer por la tarde comenzaron el año nuevo judío y el Ramadán para el Islam.
  • Conocé las costumbres y los símbolos de ambas celebraciones.

Cuando en la tarde de ayer apareció la primera estrella, la comunidad judía comenzó con los festejos de Rosh Hashaná, el año nuevo 5768. Esta celebración coincide con el primer día del mes de Ramadán, uno de los momentos más importantes para el Islam.



Shaná Tová Umetuká



Rosh Hashaná (cabeza de año) comienza con el sonido del shofar, un cuerno que llama a los judíos a la meditación, a la introspección y al arrepentimiento y esos días de reflexión (llamados Yamim Noramim) continúan hasta Yom Kippur (Día del Perdón), que este año comienza el 21 de septiembre al anochecer, momento en que Dios decide si inscribe a los judíos o no en el libro de la vida.



Durante cada día (entre el amanecer y el atardecer) del Ramadán los musulmanes deben abstenerse completamente de ingerir alimentos, beber, fumar y tener relaciones sexuales.    


También se lo conoce como el Día del Juicio y como el Día del Recuerdo porque, según la tradición, ese día Dios juzga a los hombres, abriendo tres libros: uno, con los malos (quienes quedan inscriptos y sellados para la muerte), otro, con los buenos (quienes quedan inscriptos y sellados para la vida) y, el tercero, para quienes serán juzgados en el Yom Kippur.



En Rosh Hashaná es costumbre comer alimentos que simbolizan dulzura, bendiciones y abundancia. En la primera noche se moja la Jalá (pan trenzado) en miel, se dicen bendiciones y, luego, se come un trozo de manzana que también se remoja en miel. También se suele comer la cabeza de un pescado, granadas y zanahorias.



Otras de las costumbres para esta fiesta son los envíos de Cartisei Braja (postales de Rosh Hashaná) en forma de salutaciones especialmente preparadas a los amigos y familiares, deseando un año dulce y feliz “SHANA TOVA UMETUKA

En las sinagogas la ceremonia se lleva adelante a través del “Majzor” (libro de plegarias) y uno de los momentos más trascendetes es escuchar en comunidad el sonido del Shofar. También existe y es costumbre estrenar ropas nuevas para esta festividad para comenzar el nuevo año con ropa nueva.



El ayuno de Ramadán



La religión del Islam solicita a sus seguidores cinco deberes esenciales: profesar su fe a Alá, orar, ayunar, pagar un diezmo y peregrinar al menos una vez en la vida a La Meca. En el día de hoy, los musulmanes están comenzando a cumplir con uno de estos fundamentos que es la práctica del ayuno. El mes de Ramadán, el noveno del calendario musulmán, es el tiempo que se destina para ello.



Durante cada día (entre el amanecer y el atardecer) del Ramadán los musulmanes deben abstenerse completamente de ingerir alimentos, beber, fumar y tener relaciones sexuales.



Otras de las costumbres para esta fiesta son los envíos de Cartisei Braja (postales de Rosh Hashaná) en forma de salutaciones deseando un año dulce y feliz “SHANA TOVA UMETUKA
    


Este mes lo dedican a la contemplación y a la devoción. Durante el día van a la mezquita y permanecen ahí varias horas orando y estudiando el Corán. Al atardecer el ayuno termina con oraciones y una comida llamada iftar. Después del iftar suele ser costumbre visitar a la familia y a los amigos.



Algunos musulmanes dedican buena parte de la noche para recitar una oración especial del Ramadán llamada la Oración Nocturna (Taraweeh).  “Todo el beneficio espiritual que trae el ayuno se puede destruir por cinco ofensas: mentir, calumniar, denunciar a alguien a sus espaldas, jurar en falso, sentir envidia o ambición”, según está escrito en el Corán.



Aunque todo musulmán debe cumplir el ayuno del Ramadán, hay algunas excepciones. Quedan eximidos de su práctica los enfermos, los inválidos, los niños pequeños, las mujeres embarazadas y las que están criando. Los viajeros que hagan recorridos de más de tres días quedan eximidos temporalmente, pero deben reparar esta falta lo antes posible, lo mismo que los enfermos.



Cuando termina el Ramadán (el primer día del mes de Shawwal) se celebra una fiesta de tres días llamada Id-al-Fitr (Fiesta del final del ayuno). Se intercambian regalos y la familia y amigos se reúnen para comer y celebrar.

Dejá tu comentario