El padre de Brenda Uliarte dice que es peronista y que su hija "se dejó llevar" por Sabag Montiel

Sociedad

Leonardo Uliarte aseguró que la joven fue manipulada por su pareja, el atacante de Cristina Kirchner. El hombre se reconoció como peronista y contó que a su hija nunca le interesó la política.

Leonardo Uliarte, padre de Brenda, quien está detenida por el atentado contra Cristina Kirchner, aseguró que su hija "se dejó llevar" por Fernando Sabag Montiel, principal imputado por el ataque y señaló que a la joven "no le interesaba la política".

"Todos los que pueden hablar de ella te van a decir que es una buena chica", comentó el hombre en diálogo con Radio Rivadavia, al tiempo que reveló que la joven perdió un hijo hace dos años y que "ese fue un trauma muy grande para ella".

En este sentido, afirmó que su hija es "una criatura muy manejada". "No te estoy diciendo que ella es re buena. Puede haber tenido sus actitudes, pero de un retraso, de la falta de un cariño de una persona que perdió un hijo; de una piba dolida. Puede haber mentido, sí, y puede haber dicho cualquier cosa que le estaban inculcando", añadió.

Sobre el intento de magnicidio, Leonardo reconoció ser partidario de la Vicepresidenta, a la que definió como una "segunda madre para él", y se mostró sorprendido por los vínculos de su hija con militantes libertarios.

En cuanto a la relación que Brenda mantenía Sabag Montiel, reveló que era muy reciente. "Al sentir cariño por esa persona, se dejó llevar. Yo les quiero decir cómo fue afectada la mente de ella. Hablar de los libertarios, de la corrupción: esa no es la palabra de ella. Yo la llamé un montón de veces, le mandé mensajes. Le dije que ponga un abogado, que no tenga miedo, porque es una persona", insistió.

En este sentido, comentó que al atacante de Cristina Kirchner lo vio una sola vez y afirmó: "no conozco nada de nada. Lo único, mis sobrinos, que hablaron con él, les pareció un bobo. De esos tipos que por fama son capaz de inmolarse".

"A ella no le interesa la política. Yo me cansaba de hablarle de Perón. Así como le hablaba a ella, le hablo a mi hijo. Ellos me sacaban sonando, no les gustaba. Por eso me parece muy raro que hable de la corrupción del otro. Esa no es ella. Por eso es una persona muy perturbada", analizó Leonardo.

Y concluyó: "Cuando la jueza le tome indagatoria, se va a dar cuenta que ella es una piba sana; que no tiene nada que ver con todo lo que hablan de ella ni las cosas que ella hablaba. Se va a dar cuenta que ella estaba manipulada".

Dejá tu comentario