Los tres alimentos que tenés que eliminar del desayuno, según Harvard

Sociedad

Harvard, la institución académica estadounidense, realizó recomendaciones acerca de tres alimentos que habría que eliminar para el desayuno.

El desayuno es considerado por muchos como la comida más importante del día, ya que proporciona la energía necesaria para comenzar la jornada con vitalidad y concentración. Sin embargo, no todos los alimentos que solemos incluir en esta primera comida del día son beneficiosos para nuestra salud a largo plazo.

De hecho, estudios recientes de la prestigiosa Universidad de Harvard revelaron que ciertos alimentos comunes en el desayuno pueden tener un impacto negativo en nuestra longevidad. De acuerdo con expertos de la Escuela de Salud Pública de Harvard, la elección de alimentos en el desayuno puede afectar significativamente nuestra salud y longevidad.

Recientemente, Harvard, la institución académica de Estados Unidos, realizó un estudio y habló acerca de la importancia de pensar en la muerte.

Cuáles son los 3 alimentos que hay que eliminar del desayuno y por qué

Azúcares añadidos

El exceso de azúcares añadidos representa uno de los principales factores de riesgo para enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, la obesidad y problemas cardíacos. Muchos alimentos procesados y productos envasados contienen niveles elevados de azúcares añadidos, lo que puede resultar en aumentos rápidos de glucosa en la sangre seguidos de descensos abruptos, provocando síntomas como fatiga y ansiedad.

Azucares añadidos - Harvard.png

Grasas saturadas

Las grasas saturadas, que se encuentran en alimentos como la mantequilla, la carne roja y los productos lácteos enteros, están vinculadas a un mayor riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. La ingesta alta de grasas saturadas puede aumentar los niveles de colesterol LDL (colesterol "malo") en la sangre, lo que puede obstruir las arterias y elevar la presión arterial.

Grasas saturadas - Harvard.png

Alimentos procesados

Los alimentos procesados, como la bollería industrial, los cereales refinados y las carnes procesadas, suelen contener altos niveles de sodio, aditivos químicos, grasas trans y azúcares añadidos, lo que los convierte en una opción poco saludable para el desayuno. Estos alimentos se han asociado con un mayor riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Haciendo pequeños cambios en nuestras elecciones alimenticias, podemos no solo mejorar nuestro bienestar diario, sino también aumentar nuestras posibilidades de vivir una vida más larga y plena.

Alimentos procesados.png

Dejá tu comentario