Se triplicó el número de familias desalojadas de casas tomadas

Sociedad


  • Según el Gobierno porteño, se triplicó el número de familias desalojadas por orden judicial.
  • Hasta fin de año más de 3.000 familias tendrán que abandonar las viviendas que ocupan.
  • Se debe a la revalorización de las propiedades, al boom del turismo y a sentencias judiciales de juicios que comenzaron en la crisis de 2001.

Desde que comenzó el año, se triplicó el número de familias desalojadas por orden judicial en la Capital Federal, informó el Gobierno de la Ciudad. Además, hasta fin de año más de 3.000 familias serán obligadas a abandonar las viviendas que ocupan, publicó el diario Clarín.

Según el Ministerio de Derechos Humanos y Sociales, entre enero y agosto fueron desalojadas 3.657 familias, mientras que otras 2.247 recibieron notificaciones judiciales y a otras 800 les están por llegar. Esto significa que para fin de año sumarán más de 6.700 las familias desalojadas. Según Omar Abboud, ministro de Derechos Humanos, "es el triple de lo que teníamos previsto".

Hay tres principales causas para el aumento de los desalojos judiciales. En primer lugar, porque las propiedades de la Ciudad se revaluaron considerablemente desde la crisis. "Hay dueños de casas tomadas que antes no se preocupaban, pero ahora activan las causas porque les conviene recuperar las propiedades y venderlas", aseguró Abboud.

En segundo lugar, debido al boom del turismo, muchos dueños de hoteles baratos, que antes alojaban a quienes no tenían hogar, decidieron transformar sus establecimientos en hostels para turistas.

Por último, y en menor medida, también están apareciendo “algunas sentencias de juicios hipotecarios de gente que dejó de pagar sus créditos durante la crisis, principalmente deudas tomadas con inmobiliarias o privados", explicó Claudio Freidin, titular del Instituto de Vivienda de la Ciudad.

"Hay más desalojos porque también hay mucha gente que sigue tomando viviendas. El Estado no cumple con lo que obliga el artículo 14 bis de la Constitución nacional, que es garantizar el acceso a una vivienda digna. A pesar del superávit y la recaudación fiscal, no hay políticas efectivas de vivienda", aseguró Enrique Abatti, presidente de la Cámara de Propietarios de la República Argentina (IVC).

De acuerdo con las estadísticas del Gobierno porteño, se estima que un 10% de la población, unas 300.000 personas, vive en villas, asentamientos o casas tomadas. En estas cifras no se toman en cuenta la cantidad indeterminada de personas que viven en casas legales pero que se encuentran en un estado deplorable, como los conventillos y las piezas de hoteles. En el IVC calculan que es necesario construir 50.000 viviendas para cubrir el déficit habitacional.

Dejá tu comentario